Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor

El precio de los coches en España subió un 2,4% en 2007

El desembolso medio fue de 21.634 euros

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 12 enero de 2008

Faconauto estima que los precios de los automóviles se mantendrán durante 2008 por debajo o en paralelo a la inflación, para experimentar un repunte a principios de 2009 por las inversiones que están realizando los fabricantes al objeto de reducir las emisiones contaminantes de los motores.

Pese a este encarecimiento, Faconauto reconoce que marcas y concesionarios están realizando "importantes esfuerzos" -las promociones crecieron un 11% en 2007- para alentar las ventas en un mercado debilitado debido, fundamentalmente, a la subida de los tipos de interés.

Más grandes, potentes y contaminantes

Los automovilistas que decidieron comprar un coche en 2007 se inclinaron por modelos con un tamaño ligeramente superior y más potentes. Así, contaron con una dimensión un 1% mayor, aunque la batalla media aumentó sólo un 0,3%, hasta los 2.621 milímetros.

Por su parte, la potencia media creció un 3,3%, hasta situarse en 120,5 caballos, lo que motivó un incremento de las emisiones de CO2 del 0,56%, con un total de 158 g por kilómetro recorrido. España se sitúa así todavía lejos del límite de 120 g por kilómetro fijado para los coches que se vendan en la Unión Europea a partir de 2012.

Respecto a los carburantes, durante el pasado año se encarecieron un 12,5%, con un precio medio de 0,067 euros por kilómetro recorrido. El precio medio del carburante por litro ascendió a 1,144 euros, un 11,6% más que en 2006. La eficiencia energética de los motores disminuyó un 0,8%, hasta situarse en casi 17 kilómetros recorridos por litro de combustible.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones