Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor > Educación y seguridad vial

Examen teórico de conducir

El nuevo modelo, con más preguntas sobre seguridad vial, aprueba el dictamen de las autoescuelas, que critican el retraso de la puesta en marcha del test informático

En el primer aniversario de la entrada en vigor del nuevo examen teórico de conducir (se implantó en mayo de 2006), las autoescuelas hacen una valoración positiva de los cambios que se introdujeron. Reconocen que fue un acierto simplificar la redacción de las preguntas e incrementar las cuestiones relativas a seguridad vial, en detrimento de las cuestiones de mecánica. Sin embargo, advierten de que la prueba aún debe mejorar y tratar cuestiones más específicas para cada tipo de permiso. Confían en que la puesta en marcha del nuevo examen informático -previsto para 2006 y que se retrasará, previsiblemente, hasta 2008- subsane los errores detectados. En general, se muestran “decepcionados” por la demora en la puesta en marcha de un tipo de test que permita a cada persona tener un cuestionario diferente, de manera que nadie se pueda copiar.

Nuevo modelo informático

Desde que se anunció la puesta en marcha del nuevo test informático de conducir, su entrada en vigor ha experimentado varios retrasos. Según el presidente de la FAB, las previsiones apuntan ahora “a finales de mayo o principios de junio” (se esperaba su implantación en 2006). Será entonces cuando comiencen las primeras pruebas, también esta vez en Barcelona. “En la capital condal se hicieron las pruebas piloto del examen teórico y también se harán los primeros ensayos con el modelo electrónico, que esperamos que mejore los fallos detectados en el actual examen. Creemos y confiamos en ello, así como en las fechas que nos han dado”, precisa José Antonio Amador.

Se permitirá cometer hasta seis fallos

El cuestionario informático se hará con ordenador y cada pregunta tendrá cuatro posibles respuestas (ahora hay tres alternativas), de las que podrán ser correctas tanto una como las cuatro. Se permitirá cometer hasta seis fallos y cada persona que se examine tendrá un modelo diferente, ya que el test se confeccionará aleatoriamente mediante una base de datos que tendrá miles de preguntas. El objetivo de esta medida es evitar que se copie, ya que en la actualidad se reparten entre dos y cuatro modelos de examen diferente por aula, lo que puede dar más facilidades para fijarse en el test de quien está cerca. No obstante, la DGT dará todo tipo de detalles antes de su puesta en marcha, que obligará a equipar con ordenadores las aulas de examen que Tráfico tiene repartidas por toda la geografía española.

En este sentido, para el presidente de AEA sería también necesario instalar equipos informáticos en las propias autoescuelas, no sólo por la necesidad de acostumbrarse al manejo de estas herramientas antes del examen, “sino para trabajar con sistemas de formación a través de simuladores, algo que tiene que estar más estandarizado”. Para Arnaldo, la formación en las autoescuelas debería ser “más gradual” y contar con elementos tecnológicos, como los simuladores.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones