Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor

Fabricantes y usuarios de moto expresan su rechazo a la nueva directiva europea de permisos de conducir

Consideran que los cambios no van a aportar ninguna mejora e incidirán negativamente sobre la movilidad individual y la congestión del tráfico

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 13 febrero de 2005
Los fabricantes y usuarios de motocicletas y ciclomotores han manifestado al Parlamento Europeo su disconformidad con la nueva directiva sobre permisos de conducir, tras conocer el resultado de las votaciones que tuvieron lugar el pasado 19 de enero en el Comité de Transporte del Parlamento Europeo.

La Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas (Anesdor) expresó su preocupación ante las enmiendas votadas, que "han transformado el proyecto original (aprobado por la Comisión de la Unión Europea en 2003) añadiendo burocracia, restricciones y confusión para los ciudadanos, sin abordar las causas de los accidentes".

No obstante, la comunidad motociclista apoya el principio fundamental del acceso progresivo a la conducción, particularmente el hecho de que el acceso al permiso A2 se realice a los 18 años, como propone la Comisión de la Unión Europea.

"Creemos que la forma de aumentar la Seguridad Vial es abordar las causas de los accidentes, como el comportamiento de conductores de dos y cuatro ruedas y la infraestructura vial, identificadas claramente en los estudios rigurosos sobre accidentes desarrollados por la Comisión de la Unión Europea", indicó Anesdor.

Por otro lado, el secretario general de la Asociación Europea de Fabricantes e Importadores de Motocicletas y Ciclomotores (Acem), Jacques Compagne, señaló que "el Comité de Transporte justifica los cambios por motivos de Seguridad Vial". "Sin embargo, la comunidad motociclista está firmemente convencida de que los cambios no van a aportar ninguna mejora y, sin embargo, actuarán negativamente sobre la movilidad individual y la congestión del tráfico", añadió.

Jacques Compagne advirtió que, con estas enmiendas, "se producirán daños significativos sobre un sector con empresas solidariamente establecidas, que emplea más de 200.000 personas. No es esta la manera en que debe abordarse un problema de tanta relevancia como la seguridad vial".

Los representantes de fabricantes y usuarios de motocicletas y ciclomotores solicitan a las Instituciones Europeas que "trabajen para definir una solución más equilibrada y realista", ante la votación que se producirá en la próxima sesión plenaria del Parlamento Europeo.

En caso de que la conclusión final del Consejo y el Parlamento Europeo se aleje significativamente de la propuesta de la Comisión europea, "la comunidad motociclista sería partidaria de no introducir cambios en la directiva que se aplica en la actualidad".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones