Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor

Fomento invertirá 4.549 millones de euros en renovar las autovías más antiguas

Se actualizarán 1.522 kilómetros a través de 18 concursos que se repartirán en dos fases

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 20 febrero de 2006
El Ministerio de Fomento afrontará después del verano la renovación y modernización de las autovías denominadas de "primera generación" -aquellas que unen Madrid con Irún, Barcelona, Valencia y Andalucía- con una inversión total prevista de 4.549 millones, según informaron fuentes del departamento que dirige Magdalena Álvarez. En total, se actualizarán 1.522 kilómetros a través de 18 concursos que se repartirán en dos fases.

Los contratos para la adecuación de las vías están valorados en 1.849 millones de euros, a los que se suman otros 2.700 millones destinados a las labores de mantenimiento, que se prolongarán durante los 20 años que durarán las concesiones. Las obras se financiarán mediante el sistema denominado "peaje en sombra", en el que el conductor no paga por el uso.

El programa "no se limitará a tapar algunos baches", como ha recalcado en numerosas ocasiones la ministra Álvarez, si no que supondrá la actualización de estas carreteras (la última, acabada en 1992) a los mismos estándares de calidad y seguridad que las vías de alta capacidad más modernas.

Los planes del Ministerio pasan por sacar primero a concurso 11 de los 18 tramos. Serán aquellos que no necesitan Declaración de Impacto Ambiental (DIA) por parte del Ministerio de Medio Ambiente. Para el resto habrá que esperar algún tiempo.

Apoyo de Economía

En este proyecto colabora el Ministerio de Economía y Hacienda. Para la ministra de Fomento, el apoyo de este departamento es clave. Uno de los aspectos más singulares de la modernización de las antiguas autovías es su forma de financiación. El vicepresidente económico Pedro Solbes y su equipo han de ser cuidadosos en extremo con este aspecto para no dañar el déficit de las cuentas del Estado.

Así, la fórmula elegida es el llamado "peaje en sombra". Un método por el que las constructoras y empresas especializadas adelantan el dinero necesario para afrontar la ejecución. Una vez terminada la obra, será el Estado y no los usuarios quien les abonará un canon anual. Un pago que se determinará básicamente en función de dos condicionantes: el número de vehículos que circulen por la vía y la calidad técnica de la misma. De este modo, se intensifica el esfuerzo de las concesionarias, que se verán premiadas o penalizadas según aspectos como la capacidad de respuesta ante un accidente o la iluminación de los túneles.

Respecto a la financiación del proyecto, aunque el Plan Estatal de Infraestructuras del Transporte (PEIT) 2005-2020 prevé que el sector privado se haga cargo de un 20% de los 250.000 millones de inversión total previstos, las empresas están dispuestas a más. "Las compañías tienen capacidad para pagar hasta un 40%", asegura Enrique Aldama, presidente de la patronal de las grandes constructoras (SEOPAN).

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones