Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor

La CE propone aumentar los impuestos mínimos sobre el gasóleo por contaminar más que la gasolina

Si se aprueba esta medida, España debería subir el precio del diésel al menos ocho céntimos por litro hasta 2018

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 14 abril de 2011

El mayor impacto de esta propuesta se sentirá en el precio del gasóleo y de la gasolina. En la actualidad, en España y en la mayoría de países de la Unión Europea (UE), el gasóleo se grava a un tipo inferior por litro que la gasolina, pese a su mayor contenido en energía y emisiones de CO2. El resultado es que, aunque el precio del diesel (antes de impuestos) es más alto que el de la gasolina, esta relación se invierte en las estaciones de servicio debido al sistema fiscal. Para acabar con esta distorsión, Bruselas propone aumentar casi un 25% el nivel mínimo de impuestos sobre el gasóleo, de 330 a 412 euros por cada 1.000 litros. En España, los impuestos especiales sobre el gasóleo se sitúan en 331 euros por cada 1.000 litros, justo por encima del mínimo europeo, por lo que deberán subir ocho céntimos por litro para alcanzar el nuevo umbral.

No obstante, la Comisión Europea (CE) prevé un largo periodo transitorio, hasta 2018, para dar tiempo a los consumidores y las empresas a adaptarse. En contraste, el nivel mínimo de impuestos especiales para la gasolina se mantendrá estable en 359 euros. El Ejecutivo comunitario descarta que la propuesta provoque una caída de la demanda de coches diesel y pronostica por el contrario una estabilización, ya que estos vehículos consumen menos sobre todo para distancias largas.

Bruselas propone también aumentar el nivel mínimo de impuestos especiales para el gas licuado de petróleo (de 125 a 501 euros por cada 1.000 litros) el keroseno (de 330 a 386 euros) y el gas natural (de 2,6 a 10,8 euros). Sin embargo, los Estados miembros podrán dejar exentos de esta subida a los combustibles utilizados para calefacción en los hogares. La nueva norma prevé también excepciones para el sector agrícola si se toman medidas medioambientales y de eficiencia energética.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones