Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor

La patronal de concesionarios firma con Sigrauto un acuerdo para impulsar el reciclado ecológico de los vehículos al final de su vida útil

Actualmente se puede reciclar hasta el 90% de un automóvil, según fuentes de Faconauto

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 13 marzo de 2006
Hoy informó la Federación de Asociaciones de Concesionarios de Automoción (Faconauto) de que ha firmado con Sigrauto un acuerdo para potenciar el reciclado ecológico de los vehículos fuera de uso. De esta forma, la patronal de concesionarios instará a sus redes comerciales oficiales asociadas a que trabajen prioritariamente con los Centros Autorizados de Tratamiento (CAT) de reciclaje cuando necesiten dar de baja definitiva los vehículos descontaminados al final de su vida útil.

Este acuerdo permitirá a los concesionarios a contribuir al mantenimiento del medio ambiente y poseer una red concertada de CAT "lo suficientemente amplia y bien distribuida, de forma que puedan desprenderse de su vehículo fácilmente y dar cumplimiento al resto de las disposiciones del Real Decreto 1383/2002 sobre gestión de vehículos al final de su vida útil", afirmó la patronal. "En la actualidad se puede reciclar hasta el 90% de un automóvil", según resaltó el presidente de Faconauto, Antonio Romero-Haupold, quien frimó hoy el acuerdo con el presidente de Sigrauto, Juan Antonio Moral.

Estos centros, concertados por los fabricantes e importadores, son instalaciones que cumplen todos los requisitos legales y de calidad para dar un tratamiento medioambiental correcto a los vehículos al final de su vida útil, recordó Faconauto.

El proceso de tratamiento de los vehículos se inicia con la descontaminación o extracción de todos los residuos peligrosos (combustible, aceites del motor, líquidos de refrigeración, de frenos y anticongelante, y filtros, entre otros). Posteriormente, se retiran los componentes reutilizables para su venta y los vehículos se almacenan para ser transportados a las instalaciones de fragmentación, donde son triturados por molinos de martillos y convertidos en pedazos de entre 20 y 40 centímetros. Finalmente, la parte metálica fragmentada se carga en camiones de hasta 25 toneladas y se envía a fundir para su reciclaje.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones