Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor

Las indemnizaciones máximas por daños corporales en accidentes de tráfico se triplicarán en el año 2010

De esta forma se adaptarán las coberturas de los seguros obligatorios a una nueva directiva europea

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 3 febrero de 2006
Según el borrador del reglamento sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor, que ayer publicó la Dirección General de Seguros (DGS), las víctimas por daños corporales sufridos en accidentes de tráfico verán cómo se incrementan las indemnizaciones máximas que pueden cobrar. Así, éstas se elevarán a partir de 2008, hasta situarse dos años más tarde en un millón de euros, casi el triple que a fecha de hoy.

A partir del 1 de enero de 2008 cada víctima de un accidente podrá cobrar hasta 500.000 euros por las lesiones o perjuicios sufridos, frente a los 350.000 euros fijados en la normativa actual para el seguro obligatorio, según el texto, que adapta las coberturas de los seguros obligatorios a una nueva directiva europea. Si existen daños a los bienes, el importe máximo se quintuplicará al pasar de los 100.000 euros actuales a los 500.000 euros en 2008.

Además, el límite de las coberturas de las pólizas obligatorias volverá a incrementarse en 2010, cuando está previsto un máximo de un millón de euros por víctima y un millón de euros por los daños ocasionados a bienes por cada siniestro, "cualquiera que sea el número de vehículos o bienes afectados".

El borrador publicado ayer por la DGS sobre el reglamento y la ley de responsabilidad civil y seguros de vehículos a motor también modifica y establece nuevos puntos, como la obligación de que las aseguradoras presenten en el plazo de tres meses, desde la recepción del parte de siniestro, una oferta de indemnización "si se ha determinado la responsabilidad y cuantificado el daño".

Asimismo, determina que las aseguradoras no podrán excluir de la cobertura del seguro a los ocupantes de un vehículo que hayan resultado perjudicados en un siniestro, "sobre la base de que éste supiera o debiera haber sabido" que el conductor se encontraba bajo los efectos del alcohol y otra sustancia tóxica en el momento del accidente. Además, "el asegurador no podrá oponer frente al perjudicado la existencia de franquicias".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones