Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor > Comprar y alquiler

Nueva tecnología para el automóvil

El avance de la electrónica y la mecánica ha puesto al servicio del automóvil multitud de dispositivos que es necesario conocer para elegir, con mejor criterio, el modelo más conveniente a nuestras necesidades.

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 14 marzo de 2003
img_autop
Las siglas y las definiciones técnicas denominan numerosas mejoras que pueden resultarnos útiles o no, según el uso que demos al vehículo. Estas son algunas de las más habituales:

HDI: es la inyección directa de alta presión, también conocida, según marcas, como CDI, TDI o JDI. Se trata de un sistema que inyecta y pulveriza el combustible a gran presión dentro del cilindro. El resultado es una mejor combustión, lo que aumenta el rendimiento y reduce notablemente el consumo de gasolina. Los automóviles diesel HDI consumen poco más de cuatro litros a los cien kilómetros, algo impensable hace pocos años.

Selespeed: cambio de marchas robotizado que permite diversos modos de uso, desde el cambio automático al manual y que, incluso, puede ser incorporado al volante con dos palancas como en los coches de Fórmula 1.

Tiptronic: automatismo que permite el cambio de marchas con un ligero toque del pomo hacia delante para acelerar y hacia atrás para reducir. El vehículo cambia suavemente de marcha sin necesidad de pisar el embrague.

Control de crucero: botón situado en el salpicadero que permite mantener la velocidad constante y soltar el pie del acelerador. Muy útil para largos trayectos por autopista, se anula automáticamente por razones de seguridad en cuanto se toca el pedal del freno.

Cambio de seis marchas: permite escalonar mejor las marchas y, por tanto, aprovechar mejor la potencia del motor, reducir el consumo y aumentar el confort del recorrido. Normalmente sólo disponible en modelos de alta gama o de carácter deportivo.

Sensor de lluvia: dispositivo situado en el parabrisas que detecta la presencia de agua y pone en marcha las escobillas al ritmo adecuado según la intensidad del aguacero.

Sensor de luces: célula que detecta la intensidad de la luz en el exterior del vehículo y conecta automáticamente las luces cuando oscurece.

Volante multifuncional: dotado con botones para controlar la radio, el teléfono móvil y otros accesorios. Muy importante para la seguridad porque evita distracciones a la hora de buscar el volumen de la radio o responder una llamada.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones