Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor > Educación y seguridad vial

Sillas infantiles para el coche

El uso de sillas infantiles es aún muy bajo, pero evitaría tres de cada cuatro muertes en caso de accidente

La utilización de los sistemas de retención infantil (SRI) en los vehículos podría evitar tres de cada cuatro muertes de niños en las carreteras y nueve de cada diez lesiones, lo que representa una efectividad muy superior a la que proporcionan los cinturones de seguridad de los adultos. Pese a ello, los españoles aún no están concienciados de la necesidad de usar estos dispositivos, como lo demuestra su bajo porcentaje de empleo, que no supera el 37 por ciento, frente al 95 por ciento de otros países de Europa. Se trata todavía, por tanto, de un asunto en el que hay que avanzar mucho.

Posición más segura y legislación

El asiento central de la segunda fila (única fila trasera en la mayoría de los vehículos) es la plaza más segura para los niños, mientras que la posición más peligrosa es la del asiento delantero derecho. Sin embargo, es cierto que en el caso de los bebés, si el sistema de retención infantil se coloca delante, junto al conductor, éste último contará con la ventaja de carácter práctico de poder atender y entretener al pequeño sin distraer la vista de la conducción y de la vía, al tiempo que el menor estará más tranquilo, puesto que tendrá contacto visual con la madre o el padre, según se desprende del estudio realizado por el RACE, la Dirección General de Tráfico y la Guardia Civil. En cuanto a la tercera fila de asientos y el resto de plazas (la zona de carga en las furgonetas pequeñas, por ejemplo), son también más peligrosas que la media.

En cuanto a la legislación existente en esta materia, la Orden del Ministerio del Interior de 8 de febrero de 1993 establece lo siguiente: “Los niños de 3 a 12 años cuya estatura no alcance los 150 centímetros deberán utilizar un sistema de sujeción homologado adaptado a su talla y peso, siempre que los vehículos que ocupen dispongan de ellos o, en caso contrario, estar sujetos por un cinturón de seguridad u otro sistema de sujeción homologado para adultos de los que estén dotados los asientos traseros”. Asimismo, se añade que “los menores de 3 años que ocupen los asientos traseros deberán utilizar un sistema de sujeción homologado adaptado a su talla y peso, siempre -reitera- que sean transportados en vehículos que dispongan de tal dispositivo”.

Con estas medidas legislativas, desde la propia DGT se considera que la seguridad del menor no quedaba garantizada, ya que lo más frecuente en España es que los vehículos no dispongan ni de cinturones de seguridad traseros ni de sistemas de retención homologados para niños. Por ello, el pasado 8 de abril el Parlamento Europeo y el Consejo aprobaron la Directiva 2003/20/CE, que hace referencia a la aproximación de las legislaciones de los estados miembros sobre el uso obligatorio de cinturones de seguridad en vehículos de menos de 3,5 toneladas. En esta nueva normativa, que deberá incluirse en las legislaciones nacionales en un máximo de tres años, es decir, antes de 2006, se establece la prohibición, en lo concerniente a los dispositivos de seguridad infantil, de que los menores de 3 años viajen sin sillita.

Los puntos básicos de la nueva normativa son:

  • Si el vehículo no dispone de dispositivos de seguridad adecuados, no podrán viajar en ellos los menores de 3 años.
  • Los niños de estatura inferior a 150 centímetros utilizarán asientos especiales anclados al bastidor del coche, irán sentados en cojines o con sistemas que regulen la altura del cinturón. El límite podrá ser de 135 centímetros en los países que así lo decidan.
  • En los taxis la decisión dependerá del país, pero lo que sí deja claro la nueva directiva es que, en este medio de transporte, los niños viajarán siempre en las plazas traseras.
  • Por último, si tres niños van en el asiento trasero, uno podría ir sujeto con el cinturón de seguridad, dado el gran espacio que ocupan los sistemas de retención infantil.

El presidente de la organización Automovilistas Europeos Asociados se muestra satisfecho con esta nueva directiva europea, en tanto que “especifica y aclara qué tipo de sistema de retención infantil debe ser utilizado en función del peso del niño”. Asimismo, también resalta como positivo que la normativa extienda su ámbito de aplicación a la circulación de todo tipo de vehículos, ya sean turismos, microbuses, autobuses, furgonetas, camiones ligeros o camiones, y no sólo turismos y vehículos de transporte de mercancías de hasta 3,5 toneladas como ocurría hasta ahora.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones