Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor

Solo el 20% de las empresas españolas reduce el impacto ambiental de su flota

Las grandes corporaciones son más proclives que las pymes a la puesta en marcha de programas medioambientales

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 13 agosto de 2011
Solo el 20% de las empresas españolas, una de cada cinco, reconoce haber puesto en marcha iniciativas dirigidas a minimizar el impacto ambiental de sus flotas o cumplir con las normativas europeas de contaminación, según indica la IV edición del "Barómetro del Vehículo de Empresa (CVO)", promovido por Arval, compañía de renting del Grupo BNP Paribas. Las compañías europeas muestran una mayor conciencia ecológica, ya que casi cuatro de cada diez (el 37%) se ha preocupado por adoptar medidas que reduzcan los perjuicios de sus coches corporativos sobre el medio ambiente.

El informe, realizado entre más de 4.500 gestores de flotas de pymes y grandes empresas en quince países, con el objetivo de determinar las prácticas actuales y tendencias futuras en este sector, refleja que las grandes corporaciones son más proclives que las pymes a la puesta en marcha de programas medioambientales debido, principalmente, a que "cuentan con más recursos económicos y su exposición a la opinión pública es mayor, por lo que uno de sus objetivos prioritarios es construir ante la sociedad la imagen de empresa moderna y comprometida con el entorno".

Alrededor del 30% de las grandes empresas españolas -frente al 20% de las pymes- reconoce que ha comenzado a adaptar su política de flotas para acercarse a los objetivos fijados en las diferentes "euronormas" sobre contaminación. En este contexto, la solución de movilidad por excelencia para garantizar trayectos más "limpios" es la reducción del tamaño de los coches corporativos y la implantación de modelos de bajo consumo, tendencia que cobrará cada vez más protagonismo a corto plazo, asegura Arval. Así, ocho de cada diez compañías españolas y más de siete de cada diez europeas incorporará a sus flotas automóviles de este tipo en los próximos tres años, prevé la compañía de renting.

El Barómetro también revela que medidas complementarias para controlar y recortar los niveles de CO2 de la flota, como son la emisión de reportes sobre los gases contaminantes emitidos (60%) o la contratación de cursos de conducción eficiente (48%), son las que más interés despiertan entre las empresas españolas.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones