Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor

Sufrir un accidente en el transporte público: indemnizaciones

Si un pasajero se lesiona o sufre algún tipo de perjuicio durante el viaje tiene derecho a reclamar una indemnización

Img transporte publico Imagen: Daniel Lobo

Una persona se lesiona durante un viaje en un autobús público. Se produce un accidente y, como resultado, se hace una brecha en la ceja y le diagnostican un síndrome postraumático cervical. Tras la pertinente reclamación, consigue una indemnización de 10.000 euros. Éste es sólo uno de los múltiples casos de personas que han sufrido un accidente mientras viajaban en transporte público (tren, autobús, metro…). En esta ocasión, el afectado decidió solicitar una indemnización, y la consiguió, pero la mayoría se queda sin ella porque ignora que tiene este derecho.

Pasos y plazos para realizar la reclamación

/imgs/2009/08/autobuses-urbanos.art.jpgLa vía penal no es la más aconsejable para realizar la reclamación de una indemnización. Si se opta por ella, es muy posible que los tribunales archiven la causa. Lo más conveniente es iniciar una demanda civil o una reclamación previa administrativa.

Los trámites que hay que seguir son distintos en uno u otro caso. Será el letrado quien informe al accidentado de las distintas fases. El principal problema de este tipo de reclamaciones es que, al no poder recurrir a la vía penal mediante denuncia, el proceso es largo y complejo.

Lo más conveniente es huir de la vía penal e iniciar una demanda civil o una reclamación previa administrativa

Para que se conceda la indemnización, además, es importante contar con pruebas que se puedan aportar. En los casos graves es más sencillo, ya que la Policía acude al lugar del siniestro y certifica que el accidente se ha producido. En accidentes leves, puede ser más complicado aportar pruebas o demostrar que la lesión se debió, en su caso, a un frenazo del autobús. Si se solicita la intervención de la Policía Local, ésta realizará un informe en el que incluirá las versiones de los involucrados y los testigos presenciales, datos objetivos como huellas de frenada, señales de circulación o velocidad estimada de los vehículos. En este atestado se determinará la responsabilidad del accidente, una prueba que en muchos casos resulta definitiva.

A falta de un atestado policial, es conveniente recopilar pruebas. Pueden presentarse documentos (informes médicos) o solicitar la presencia de testigos que hayan visto lo sucedido. No obstante, conviene interponer la reclamación aunque no se logre contactar con testigos.

¿Qué plazos hay para reclamar una indemnización cuando se ha sufrido un accidente en un transporte público? La ley otorga un año desde que se produce el hecho que motiva la indemnización o su efecto lesivo. Hay una salvedad: cuando se trate de lesiones físicas o psíquicas, no sólo daños materiales, este año empezará a computarse desde la curación o la determinación del alcance de las secuelas.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones