Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor

Tráfico intensifica su vigilancia sobre el uso del teléfono móvil al volante

Minuto y medio hablando por el móvil supone dejar de percibir el 40% de las señales

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 12 noviembre de 2008

uso del teléfono móvil y otras conductas que provocan distracción en los conductores, con el intento de trasladar a la sociedad “la imperante necesidad de mantener durante el tiempo de conducción la máxima atención”. En total se vigilará a 36.000 conductores al día para ver si emplean el celular al volante.

Trafico señala que hablar por el móvil, fumar, manipular aparatos instalados en el coche, o cambiar el CD mientras se conduce son conductas que causan el 38% de los accidentes de tráfico. Este dato ha llevado a la DGT a poner en marcha esa campaña, cuyos mensajes son: “Al volante, sólo el volante. No te distraigas” y “Hay historias que acaban por el móvil”.

Según diversos estudios, el uso del teléfono móvil es un factor que multiplica por cuatro el riesgo de sufrir accidentes. “Mientras se habla por teléfono, aunque sea manos libres, se pierde la capacidad de concentración necesaria para conducir: no se mantiene una velocidad constante, la distancia de seguridad no es suficiente con el vehículo que circula delante y el tiempo de reacción aumenta considerablemente entre medio y dos segundos, dependiendo del conductor”, explica la DGT en un comunicado.

101.159 denuncias en 2007

Otros informes revelan que “tras minuto y medio de hablar por el móvil (incluso manos libres) el conductor no percibe el 40% de las señales, su velocidad media baja un 12%, el ritmo cardiaco se acelera bruscamente durante la llamada, y se tarda más en reaccionar”.

Sólo en 2007 se formularon 101.159 denuncias por utilizar manualmente el móvil durante la conducción, número que ha ido aumentando progresivamente desde el año 2003.

El mal uso de los navegadores es otro factor de distracción. “Este instrumento de ayuda al conductor, que aporta diferentes ventajas, en ocasiones puede suponer un peligro claro de accidentes cuando se manipula durante la marcha”, advierte la DGT, que aconseja programar el navegador siempre antes de comenzar a circular.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones