Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor

Tráfico pone en marcha una nueva campaña contra el uso del móvil en la conducción

Las multas serán de 91 euros y restarán dos puntos en el futuro carné

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 15 febrero de 2005
El 27% de los accidentes de tráfico es consecuencia de distracciones, que pueden venir motivadas, entre otras cosas, por hablar a través del móvil mientras se conduce. Para evitar la tentación de responder a la llamada, mejor llevarlo apagado, aunque se disponga de manos libres. Éste es básicamente el lema de la nueva campaña de la Dirección General de Tráfico (DGT) contra el uso del móvil durante la conducción.

Las multas serán de 91 euros y con la entrada en vigor del futuro carné de conducir se penalizará al conductor con dos puntos menos de los 12 disponibles. Ahora bien, existen agravantes. Si el vehículo circula haciendo "zig-zag" o de forma negligente, los agentes podrían imponer hasta 450 euros de castigo.

Los estudios avalan todas las medidas. Según los expertos, la mitad de las señales de prioridad (cruces, ceda el paso, semáforos) pasan inadvertidas mientras se va charlando por el inalámbrico, hasta el punto de que una de cada cuatro no se respetan cuando se está enfrascado en una conversación. En suma, el riesgo de sufrir un accidente se multiplica por cuatro en presencia del móvil. "El peor momento es el de la llamada, porque es inesperada. Se pierde toda la atención", afirma Antonio Marfil, jefe provincial de Tráfico de Granada.

Manos libres

La campaña no hace oídos sordos ante los equipos de manos libres, que están permitidos. Sin embargo, Tráfico desaconseja su uso porque restan atención, sobre todo los que incorporan auriculares, donde además se pierde un sentido. Aunque son menos peligrosos que los móviles convencionales, sólo el 14% de los conductores que hablan por teléfono mientras conducen utiliza el manos libres. El resto, aparta una mano del volante. Y este dispositivo también hay que saber utilizarlo. "Si lo cogemos con la mano estamos haciendo un mal uso y poniendo en peligro nuestra vida". Marfil aconseja llevar el móvil en el vehículo, pero desconectado. "Es bueno tenerlo por si sufrimos algún tipo de imprevisto", aclara.

El jefe provincial pone el acento en todos los elementos que invitan a la distracción, como la radio o el ordenador de a bordo, que "sólo debería utilizarse con el motor apagado", asevera. El Gobierno quiere llegar aún más lejos. El ministro del Interior, José Antonio Alonso, anunció ayer que estudiará, junto con la ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado, la posibilidad de desarrollar actuaciones para evitar que se fume en los vehículos particulares y reducir así los accidentes de tráfico causados por las distracciones.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones