Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor

Un vehículo desarrollado por el CSIC completa un recorrido de 100 kilómetros sin conductor

Este avance es posible gracias a un dispositivo de posicionamiento con un sistema de visión artificial

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 12 junio de 2012
El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha desarrollado un sistema de posicionamiento gracias al cual el vehículo Platero ha logrado completar un recorrido de aproximadamente 100 kilómetros sin necesidad de ser manejado por un conductor. El dispositivo de navegación permite al vehículo conocer su posición con un margen de error de 50 centímetros, y a través de un sistema de visión artificial, puede reconocer la calzada y los obstáculos que puedan aparecer en ella. Por su parte, el sistema de conducción automática permite al coche simular el comportamiento de un conductor humano y tomar sus propias decisiones en función del estado del tráfico y la vía, explicó el CSIC.

Durante la prueba del sistema de posicionamiento, la investigadora del Centro de Automática y Robótica (centro mixto del CSIC y la Universidad Politécnica de Madrid) Teresa de Pedro, responsable del proyecto, aseguró que "Platero representa el futuro de la conducción, en el que el vehículo es capaz de desplazarse de forma autónoma para satisfacer las necesidades humanas". El mecanismo de Platero es el fruto del proyecto "Autopía", que lleva desarrollándose desde hace más de 15 años.

El experimento se desarrolló por varias carreteras madrileñas. A través de un sistema de comunicación entre vehículos, durante el recorrido, Platero siguió las indicaciones del coche guía Clavileño situado un tramo por delante de él. De Pedro explicó: "En este caso, hemos utilizado un coche guía debido a que los navegadores convencionales no tienen mapas con la suficiente precisión ni están totalmente actualizados en términos de desvíos y accidentes".

Clavileño transmitió su trayectoria a Platero con mensajes de su posición enviados 10 veces por segundo. De este modo, el vehículo automático conoce su propia posición y hacia la que debe dirigirse, por lo que el sistema Autopía actúa sobre los mandos del vehículo para obtener la conducción autónoma. Cuando el vehículo conoce las condiciones exactas de la calzada "es perfectamente capaz de circular sin la presencia de un coche guía", señaló el CSIC. "Por este motivo, Platero no imita los movimientos del vehículo de referencia, simplemente recibe su información y actúa en consecuencia", añadió.

Aunque aún falta mucho trabajo para que las vías estén pobladas por coches autónomos, De Pedro considera que este "es un gran avance para crear una infraestructura de transporte más eficiente y segura".

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones