Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor > Educación y seguridad vial

Videojuegos y conducción

Las consolas, dotadas con volantes y pedales, ofrecen a los niños y jóvenes una experiencia de conducción muy similar a la real ¿Influirá este hecho en la pericia y responsabilidad de los futuros conductores?

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 24 mayo de 2006
Las consolas han llegado a casi todos los hogares con niños y jóvenes. Los juegos de carreras de automóviles, rallyes o Fórmula 1 ocupan las primeras posiciones entre las preferencias del público, según demuestran las cifras de ventas.

Las partidas se juegan con volantes dotados de cambio de marchas, pedales e, incluso, asientos de competición. Por tanto, la conducción virtual se ha convertido en una experiencia muy realista, similar a la conducción de un vehículo de verdad.

Francisco González, Ana Turiel y Tomás Andrés, psicólogos de la facultad de Educación de la Universidad Complutense, han analizado este fenómeno y la incidencia que tendrá en los futuros conductores. En un estudio difundido a través de la revista Tráfico, de la DGT, exponían las siguientes conclusiones:

- Los videojuegos entrenan la capacidad de respuesta. Seguramente, ante una señal de stop pisarán el freno más deprisa que los conductores actuales.

- Los videojuegos mejoran la coordinación visual y motriz, lo que incrementa sus reflejos a la hora de conducir.

- La mayor rapidez de reflejos suele llevar a una menor atención, algo muy negativo para la conducción.

- La toma de decisiones también puede verse afectada. Parece que decidirán peor si pueden adelantar o no, o si les interesa frenar o acelerar, aunque este factor depende mucho de la inteligencia de cada persona.

- Los futuros conductores serán más agresivos. No se debe únicamente a los videojuegos, sino a los continuos mensajes agresivos presentes en toda la sociedad en general. Al volante, "sale la fiera que llevamos dentro".

- Distorsión de la realidad. Algunos chicos podrían intentar hacer con un vehículo real lo que llevan haciendo años con el videojuego de su consola. En este punto existe un interesante debate sobre la percepción de la realidad y la fantasía en los niños. Al parecer, los videojuegos y la televisión podrían estar enseñando a los más jóvenes a distinguir la realidad de la ficción.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones