Saltar el menú de navegación e ir al contenido

Canales de EROSKI CONSUMER

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones

^

1. Cebra

La población de la cebra de las llanuras (Equus quagga) se ha reducido en un 25% y en 10 de sus 17 zonas de distribución desde 1992. Por ello, su clasificación en la Lista Roja de especies amenazadas, la principal referencia científica mundial sobre este problema, ha pasado de «Menor Preocupación» a «Casi Amenazada».

2. Elefante

Algunos expertos sitúan la desaparición del elefante en quince años si no se toman medidasEl elefante africano se encuentra en grave peligro. La caza y tráfico ilegal de sus colmillos conducen a este emblemático mamífero a una situación extrema. Algunos expertos sitúan su desaparición dentro de quince años si no se toman medidas, en especial acabar con el contrabando de marfil, un lucrativo negocio que mueve cifras millonarias en todo el mundo.

3. Gorila

Cuatro de seis de las especies de grandes simios se encuentran en la actualidad en peligro crítico, después de que el gorila del este (Gorilla beringei) pasó de la categoría «Amenazados» a «En peligro crítico» en 2016. A actual ritmo de declive demográfico de su población, alrededor del 93% de los gorilas orientales habrán desaparecido en 2054. Las principales amenazas son la caza furtiva, la pérdida y degradación del hábitat, los disturbios civiles, las enfermedades y el cambio climático.

4. Jirafa

La población global de jirafa (Giraffa camelopardalis), el mamífero terrestre más alto del mundo, se ha reducido entre 36% y 40% en los últimos 30 años. Por ello, la Lista Roja la ha incluido en la categoría «Amenazada» por primera vez en 2016 desde que se la evaluó. En concreto, ha pasado de considerarse «Preocupación Menor» a «Vulnerable».

5. Koala

En 2008, el Koala (Phascolarctos cinereus) se clasificaba como «Preocupación Menor». Amenazas como la pérdida y modificación del hábitat, los incendios forestales, las enfermedades o la sequía han empeorado su estado y en 2016 ha pasado a la categoría de «Vulnerable». Su población ha disminuido alrededor de 28% en las últimas dos décadas. La amenaza adicional del cambio climático se espera que aumente su tasa de disminución en los próximos 20-30 años.

6. Loro gris

Una de las mascotas de aves más populares en Europa, Estados Unidos y el Medio Oriente por su longevidad y capacidad para imitar el habla humana, el loro gris (Psittacus erithacus) ha pasado de «Vulnerable» a «Amenazada» en 2016. El comercio internacional es una de sus principales amenazas: se estima que ha provocado una disminución de al menos el 50% en los últimos 47 años. Según los análisis de comercio de vida silvestre, se capturaron más de 1,3 millones de individuos de 1982 a 2001. Los expertos señalan que la mortalidad antes de llegar a las tiendas se sitúa entre el 30% y el 66%, y que el número real de ejemplares capturados probablemente sea mayor.

7. Panda Gigante

El Panda Gigante (Ailuropoda melanoleuca) ha sido reevaluado como «Vulnerable», ya que su población ha crecido gracias a los programas de protección y de reforestación del gobierno chino. Sin embargo, se prevé que el cambio climático eliminará más del 35% del hábitat de bambú del panda en los próximos 80 años y, por tanto, se proyecta que declinará nuevamente, echando por tierra los avances de las dos últimas décadas.

8. Tiburón

A pesar de su mala fama, los tiburones son la auténtica víctima: en el Atlántico Noroeste, debido a la sobrepesca, sus poblaciones han descendido en más del 80% en las últimas dos décadas, y en el Mediterráneo en un 99% en los últimos dos siglos. Por ejemplo, el tiburón ballena (Rhincodon typus), famoso por ser un gigante de movimiento lento en los océanos Atlántico e Indo-Pacífico, ha pasado en 2016 de la categoría «Vulnerable» a «Amenazado».

9. Tigre

El tigre (panthera tigris) permanece en peligro por su actual declive demográfico. Se calcula que su población mundial oscila entre los 5.000 y los 7.000 individuos. La caza furtiva para el comercio de productos de alto valor, como la piel, los huesos, o la carne es su principal amenaza, que le ha llevado a desaparecer de grandes zonas donde habitaba.

10. Oso polar

Un símbolo icónico de los efectos del cambio climático, el oso polar (Ursus maritimus) mantiene su condición de «Vulnerable». La pérdida de hielo marino del Ártico es la amenaza más grave. Los análisis indican una alta probabilidad de que su población disminuirá más del 30% en las próximas tres generaciones. Los osos polares dependen del hielo marino para acceder a sus presas, y su reducción ha avanzado más rápido de lo que la mayoría de los modelos climáticos pronosticaban.

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto