Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Web de prensa

Web de prensa de EROSKI CONSUMER

Para resolver cualquier duda o aclarar cualquier información ponte en contacto con nosotros en los teléfonos (+0034)946211627 o (+0034)946211847 o el email info@consumer.es.


Analizadas la seguridad, accesibilidad, limpieza y puntualidad, así como la información que proporcionan 31 líneas de metro y 23 de tranvía de nuestro país

Metro y tranvía: cumplen con su frecuencia y ofrecen un buen servicio de información

Destacan de manera positiva los suburbanos de Sevilla y Bilbao, una calificación que también comparte el tranvía de la capital vizcaína

El automóvil es un medio cómodo para muchos, rutinario para otros y caro para todos. Un precio que también está obligado a pagar el medio ambiente: los vehículos que transitan por la carretera son los responsables de más de la mitad de las emisiones contaminantes que se vierten a la atmósfera. Claro que para que el ciudadano se conciencie y no use de forma tan frecuente su automóvil la oferta de medios de transporte colectivos debe ser completa, eficaz y medioambientalmente respetuosa. Para comprobarlo, los técnicos de EROSKI CONSUMER se han convertido en usuarios y han visitado un total de 31 líneas de metro y 23 de tranvía, así como 62 estaciones de metro y 46 paradas de tranvía en A Coruña (un servicio principalmente turístico que recorre los monumentos de la ciudad), Alicante, Barcelona, Bilbao, Madrid, Palma de Mallorca, Parla, Sevilla, Tenerife, Valencia, Vélez-Málaga y Vitoria. Han comprobado su seguridad, su limpieza, su accesibilidad y la información que proporcionan al usuario. Por último, se ha medido, cronómetro en mano, la frecuencia de 9 servicios por línea (tanto en metro como en tranvía) en tres franjas horarias: en día laborable, de 7 a 9 horas de la mañana y de 18 a 20 horas de la tarde; y en sábado, de 18 a 20 horas de la tarde.

Como conclusiones principales, los técnicos comprobaron que las seis redes de metro analizadas destacaban especialmente por la limpieza y mantenimiento: tanto las estaciones como los vagones de la mayoría de líneas estudiadas se encontraban en muy buen estado. Por su parte, el tranvía aprueba con nota en el apartado de información. Y es que en sus paradas o vagones el usuario puede obtener información de todo tipo: origen y destino de líneas, nombre y ubicación de paradas, tarifas, horario o qué hacer en caso de emergencia. Sin embargo, el punto negativo está en la accesibilidad: por ejemplo, cuatro de cada diez vagones no disponen de un sistema acústico o luminoso para las personas con discapacidad que avise de la apertura y el cierre de las puertas. Asimismo, en ambos tipos de transporte los técnicos de la revista comprobaron que se cumplía la frecuencia de paso en la mayoría de los servicios analizados (tanto en metro como en tranvía).

Metro: limpieza y frecuencia cumplida

Tras el análisis a las líneas de metro españolas, los técnicos de EROSKI CONSUMER otorgan un "bien" como nota media general; una valoración que coincide con la obtenida por el servicio de metro de Palma de Mallorca, Valencia, Barcelona y Madrid. Los metros de Bilbao y Sevilla destacan del resto ya que registran una nota final de "muy bien" en ambos casos. Lo mejor de las líneas de metro visitadas corresponde a la limpieza de las instalaciones y a la puntualidad del servicio, ya que se cumplía la frecuencia de paso en la mayoría de los servicios analizados. Apenas se observó suciedad (solo en uno de los vagones analizados en el suburbano de Barcelona), en su mayoría los asientos de los vagones se encontraban en buen estado y en siete de cada diez vagones había papeleras en su interior (la mejor dotación se observó en Sevilla).

Resulta algo más baja, aunque satisfactoria, la nota que comparten el resto de capítulos analizados ("bien"). En líneas generales, la información que se proporciona es buena, destacan los casos de Valencia, Bilbao y Madrid. En estas ciudades, los técnicos otorgaron una nota aún mayor ("muy bien"). Sin embargo, no puede decirse lo mismo del metro de Palma de Mallorca, ya que obtiene un "aceptable". Esto se debe a que en el interior de los vagones del metro mallorquín no se especifica información alguna sobre tarifas, horario de funcionamiento del servicio, frecuencia de paso de cada convoy, cómo actuar en caso de emergencia o las posibles sanciones en caso de viajar sin billete. Además, en la mitad de las paradas no se vieron indicativos de prohibido fumar en las instalaciones, tampoco personal en las taquillas de atención al usuario, y en la misma proporción de estaciones se encontró al menos una máquina de venta de billetes fuera de uso.

Es positivo el capítulo que comprueba si estas líneas del suburbano (incluyendo sus estaciones y vagones) son accesibles para personas en silla de ruedas o con algún tipo de discapacidad. Una satisfacción que no se cumple en todos los casos analizados, ya que mientras en Bilbao, Sevilla y Palma de Mallorca sus servicios de metro resultan accesibles (por eso, obtienen un "muy bien"); los de Barcelona y Valencia presentan algunas carencias en este sentido ("bien", nota compartida con la nota global de las seis ciudades del estudio). Con todo, los fallos más evidentes corresponden al metro de Madrid, que no supera la nota de "aceptable" en este capítulo.

¿Es seguro viajar en metro?

Durante los viajes, los técnicos de EROSKI CONSUMER comprobaron cómo en uno de cada cuatro trayectos los frenazos eran un tanto bruscos y en más de uno de cada tres viajes, éste no resultaba del todo cómodo y tranquilo debido a que el vagón vibraba en exceso y había mucho ruido exterior. Las medidas de seguridad se cumplen con creces en los metros de Sevilla, Madrid, Bilbao (los tres con una nota de "muy bien"), Barcelona y Palma de Mallorca (estas dos capitales obtienen un "bien" de media). En este último ejemplo, los técnicos comprobaron que faltaba alguna luz de emergencia, intercomunicador y elementos antiincendio (mangueras o detector de humo) en el interior del metro. Asimismo, en prácticamente la mayoría de la estaciones de metro de Barcelona, el espacio entre el anden y el vagón es muy ancho y puede ser peligroso si se queda enganchado el pie de un viajero, una silla de ruedas o un carrito de bebé. Sin embargo, la seguridad no resultó del todo satisfactoria tras la visita realizada al metro de la capital valenciana (no logra más que un "aceptable"): no se observaron vigilantes de seguridad, mangueras, intercomunicador o teléfono exterior en caso de emergencia en ninguno de los tres vagones en los que se hizo la visita a las líneas del metro valenciano.

Tranvía: buena información pero accesibilidad mejorable

Tras los viajes realizados en 23 líneas de tranvía y el examen exhaustivo de 46 paradas, la valoración global del servicio de tranvía en las 11 ciudades españolas que disponen de este transporte es de un "bien". Una nota que se reparte entre el "muy bien" de información y servicios la usuario, el "bien" de seguridad y limpieza y mantenimiento tanto del interior de los vagones como de las paradas, y la calificación más mediocre ("aceptable") cuando se trata de valorar la accesibilidad. Por ciudades, los mejores ejemplos de tranvías corresponden al de Bilbao, seguido de Vitoria, Madrid, Barcelona, Sevilla, Alicante, Tenerife y Parla. Por detrás están los servicios de tranvía de Valencia y Vélez-Málaga.

Facilitar al usuario una buena información es esencial para la buena marcha de este servicio de transporte urbano. Así, este capítulo es el mejor valorado por la revista EROSKI CONSUMER. Lo demuestra que prácticamente la totalidad de las 46 paradas de tranvía ofrecen información sobre el origen y destino de la línea, las tarifas vigentes o el horario de funcionamiento. Sin embargo, no puede decirse lo mismo de la accesibilidad de este medio de transporte para las personas con discapacidad. Resulta insuficiente en las líneas de tranvía analizadas en Madrid, Barcelona, Tenerife, Vélez-Málaga, Valencia y Parla (comparten nota con la valoración general del capítulo, "aceptable"). Algo mejor, aunque no del todo accesible, es el tranvía de Alicante (entre el "aceptable" y el "bien"). Con todo, las mejores medidas de accesibilidad se observaron en los viajes realizados en los tranvías de Sevilla ("bien"), Vitoria y Bilbao (estas dos últimas capitales comparten la nota de "muy bien").

¿Se cumple la frecuencia de paso en metros y tranvías?

Además de la visita a cada una de las líneas de metro y tranvía de nuestro país, los técnicos de la revista contabilizaron, cronómetro en mano, cuál era la frecuencia de paso de cada una de ellas. Para ello, se tuvieron en cuenta 9 servicios (tanto en metro como en tranvía) distribuidos a partes iguales en tres tramos horarios previamente definidos: día laborable de 7 a 9 de la mañana, día laborable de 18 a 20 horas de la tarde y sábado de 18 a 20 horas de la tarde.

En el caso del metro, todas las líneas cumplen con la frecuencia de paso que las entidades gestoras de este transporte facilitaron, salvo en un tramo horario (de 7 a 9 de la mañana) de la línea 5 de Valencia, donde se anotó un retraso de hasta 5 minutos entre un convoy y otro. El servicio de metro de la capital valenciana ostenta el dudoso honor de tener algunas de las frecuencias de paso más largas, entre 15 y 40 minutos en las líneas 1 y 3 (la línea 5 tiene una frecuencia de menos de 10 minutos) según el tramo horario seleccionado. Le sigue los pasos el metro de Palma de Mallorca, ya que sus viajeros tienen que esperar entre 15 y 30 minutos, según sea día laborable o sábado, entre un servicio y otro. Por el contrario, las mejores frecuencias de paso se observaron en Madrid (2-4 minutos) y Barcelona, donde cada 3 minutos llega un metro a la estación, salvo en el caso de dos líneas (6 y 8) donde se cronometraron hasta 10-15 minutos de espera. Por último, los servicios de metro de Bilbao y Sevilla tienen la misma frecuencia de paso de sus vagones (entre 5 y 7 minutos en ambas ciudades).

La misma puntualidad que se registró en la mayoría de las líneas de metro se repite en el caso de los tranvías españoles salvo en uno de los tres tramos horarios de las líneas 2 de Madrid, 4 de Valencia y 6 de Barcelona con retrasos de 4,5 y 10 minutos respectivamente. Los tiempos de espera más largos se observaron en los servicios de tranvía de Vélez-Málaga (con frecuencias de paso de hasta 40 minutos) y Alicante (entre 20 y 30 minutos transcurrían hasta que el siguiente servicio llegaba a la parada). Sin embargo, el tiempo de espera del resto de tranvías analizados es menor: Sevilla (7 minutos), Madrid y Tenerife (de 6 a 10 minutos), Bilbao (10 minutos), Vitoria (entre 7 minutos en el centro de la ciudad y 15 en barrios periféricos), Barcelona (entre 5 y 15 minutos) y, por último, la capital valenciana (con esperas entre 10 minutos y un cuarto de hora).

Un universo de tarifas

La diversidad de las tarifas y tipos de tarjetas y abonos de los metros y los tranvías hace muy difícil establecer comparaciones entre ciudades. Aun así, el billete sencillo y el bono de 10 viajes son los dos títulos de transporte que se repiten en una y otra ciudad. ¿Cuánto se puede ahorrar un usuario comprando un tipo de billete u otro? Para saberlo, EROSKI CONSUMER ha tomado como referencia el precio más económico de ambos tipos de billetes en el metro y tranvía de cada ciudad.

En el caso del metro, según tarifas vigentes en 2010, los mayores ahorros entre ambos tipos de títulos de transporte se hallaron en Valencia (un 53%) y en Barcelona (un 43%), mientras que en la capital vizcaína la proporción disminuye hasta un 29%. Donde el consumidor apenas nota un cambio en su bolsillo es en Madrid, solo un 10% de ahorro. Sevilla y Palma de Mallorca no disponen de un bono de 10 viajes. Con respecto al tranvía, el usuario de Valencia, Sevilla, Barcelona y Alicante notará las mayores diferencias en ambos tipos de billete (sencillo y bono de 10 viajes): entre un 53% y un 41% de ahorro. Hay que tener en cuenta que en la capital valenciana y catalana los precios del tranvía son los mismos que en el metro. Después, se encuentran Vélez-Málaga y Parla, donde se han hallado diferencias de entre un 20% y un 36%, respectivamente. De nuevo, el lugar en el que apenas hay cambios entre el bono de 10 viajes y el billete sencillo es en Madrid, solo un 10% (las tarifas son las mismas para los metros ligeros que para el metro).

23 tranvías y 46 paradas visitadas y calificadas por EROSKI CONSUMER
Ciudad Información y servicios(1) Seguridad(2) Accesibilidad(3) Limpieza y mantenimiento(4) NOTA FINAL(5)
Madrid Muy Bien Bien Aceptable Bien Bien
Barcelona Muy Bien Aceptable-Bien Aceptable Muy Bien Bien
Bilbao Muy Bien Muy Bien Muy Bien Aceptable Muy Bien
Sevilla Aceptable Muy Bien Bien Muy Bien Bien
Valencia Muy Bien Aceptable Aceptable Aceptable Aceptable-Bien
Alicante Muy Bien Muy Bien Aceptable-Bien Muy Bien Bien
Vitoria Muy Bien Bien Muy Bien Aceptable Bien
Tenerife Bien Bien Aceptable Bien Bien
Málaga Aceptable Bien Aceptable Bien Aceptable-Bien
Parla Muy Bien Bien Aceptable Muy Bien Bien
NOTA MEDIA MUY BIEN BIEN ACEPTABLE BIEN BIEN

(1). Información al usuario: se ha comprobado la información facilitada al usuario, tanto en la parada del tranvía como en los vagones, de precios, horario de funcionamiento, paradas o conexiones con otras líneas o medios de transporte, frecuencias de paso, normas de comportamiento dentro del tranvía o de las sanciones en caso de no viajar con el correspondiente billete. Se ha analizado la cantidad y calidad de información, los dispositivos ultimados (megafonía o visualmente), si dichos datos están actualizados; así como el correcto funcionamiento de los distintos dispositivos informativos.

(2) Seguridad: se ha observado si el viaje era tranquilo y cómodo (sin frenazos, vibraciones o ruidos excesivos), si se habían observado cámaras seguridad o vigilantes tanto en las paradas como en los propios vagones. Asimismo, se han analizado las medidas antiincendio que tiene este transporte urbano (detectores de humo, mangueras, salidas de emergencia señalizadas, extintores, rociadores de agua).

(3) Accesibilidad: se han tenido en cuenta aspectos tales como si el acceso hasta la parada del tranvía era accesible, si había buena dotación de carteles en braille y si las máquinas expendedoras y validadoras de los billetes de viaje estaban también adaptados para personas con discapacidad auditiva. Asimismo, se ha comprobado si los vagones estaban perfectamente acondicionados para personas discapacitadas; es decir, si las puertas de acceso son amplias, si dispone de sitios reservados para discapacitados o si el interior es lo suficientemente ancho como para que pueda moverse tranquilamente una persona en silla de ruedas.

(4) Limpieza y mantenimiento: en este capítulo se ha tenido en cuenta la limpieza y mantenimiento de suelos, interiores, asientos, mobiliario urbano o carteles tanto de las paradas como del interior de los vagones de tranvía. Asimismo, se ha valorado la calidad del servicio de tranvía en lo que a la climatización se refiere (si la temperatura era agradable o si por el contrario el calor/frío era excesivo).

(5). El tranvía en conjunto: nota media final de los 4 apartados anteriormente señalados.

31 metros y 62 estaciones visitadas y calificadas por EROSKI CONSUMER (notas medias por ciudades)
Ciudad Información y servicios(1) Seguridad(2) Accesibilidad(3) Limpieza y mantenimiento(4) NOTA FINAL(5)
Madrid Muy Bien Muy Bien Aceptable Muy Bien Bien
Barcelona Bien Bien Bien Muy bien Bien
Bilbao Muy bien Muy bien Muy bien Muy bien Muy bien
Sevilla Bien Muy bien Muy bien Muy bien Muy bien
Valencia Muy bien Aceptable Bien Bien Bien
Palma de Mallorca Aceptable Bien Muy bien Muy bien Bien
NOTA MEDIA BIEN BIEN BIEN MUY BIEN BIEN

(1). Información al usuario: se ha comprobado la información facilitada al usuario tanto en las estaciones de metro como dentro del mismo, de precios, horario de funcionamiento, paradas o conexiones con otras líneas o medios de transporte, frecuencias de paso, normas de comportamiento dentro del metro o de las sanciones en caso de no viajar con el correspondiente billete. Se ha analizado la cantidad y calidad de información, los dispositivos ultimados (megafonía o visualmente), si dichos datos están actualizados; así como el correcto funcionamiento de los distintos dispositivos informativos.

(2) Seguridad: se ha observado si el viaje era tranquilo y cómodo (sin frenazos, vibraciones o ruidos excesivos), si se habían observado cámaras seguridad o vigilantes tanto en las estaciones como en los propios vagones. Asimismo, se han analizado las medidas antiincendio que tiene este transporte urbano (detectores de humo, a la estación de metro resultaba accesible, si había buena dotación de carteles en braille y si las máquinas expendedoras y validadoras de los billetes de viaje estaban también adaptados para personas con discapacidad auditiva. Asimismo, se han analizado las medidas antiincendio que tiene este transporte urbano (detectores de humo, mangueras, salidas de emergencia señalizadas, extintores, rociadores de agua).

(3) Accesibilidad: se han tenido en cuenta aspectos tales como si la entrada a la parada del metro era accesible, si había buena dotación de carteles en braille y si las máquinas expendedoras y validadoras de los billetes de viaje estaban también adaptadas para personas con discapacidad auditiva. Asimismo, se ha comprobado si los vagones estaban perfectamente acondicionados para personas discapacitadas; es decir, si las puertas de acceso son amplias, si dispone de sitios reservados para discapacitados o si el interior es lo suficientemente ancho como para que pueda moverse tranquilamente una persona en silla de ruedas.

(4) Limpieza y mantenimiento: en este capítulo se ha tenido en cuenta la limpieza y mantenimiento de suelos, interiores, asientos, mobiliario urbano o carteles tanto de las paradas como del interior de los vagones de metro. Asimismo, se ha valorado la calidad del servicio de metro en lo que a la climatización se refiere (si la temperatura era agradable o si por el contrario el calor/frío era excesivo).

(5). El metro en conjunto: nota media final de los 4 apartados anteriormente señalados.

Ver el informe completo

Miniatura de la portada impresa de revista de enero 2011

Etiquetas:

nus

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones