Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Psicología y salud mental

Adicción a las compras

Las nuevas generaciones, nacidas en la sociedad de consumo, son muy vulnerables a este trastorno

Cuando ir de compras se convierte en una necesidad, cuando es imposible controlar el impulso y cuando, además, esta acción causa sentimientos de culpa, vergüenza, irritabilidad e inclusive problemas económicos graves, estamos ante una adicción. Los expertos señalan que entre un 1% y un 5% de la población europea ha convertido este trastorno en una patología. Las mujeres de entre 30 y 50 años suelen ser las más propensas a padecer adicción a las compras, pero los jóvenes están cada vez más expuestos por las presiones constantes de la sociedad de consumo.

Jóvenes vulnerables

Lo que sí ha variado es la propensión cada vez más acuciante de los jóvenes a sumirse en la vorágine del consumo incontrolable. “En nuestras consultas estamos recibiendo a mucha gente joven”, señala la doctora González. Esto se debe, según Javier Garcés, a que las nuevas generaciones han nacido inmersas en una sociedad de consumo y son “tremendamente vulnerables”. “El estereotipo marca que los adictos a las compras suelen ser del sexo femenino, en este caso una mujer de mediana edad. Pero lo cierto es que los primeros compradores compulsivos son los niños. No hay más que verlos deseando cosas que no necesitan. Es algo que no se toma en consideración, y este tipo de educación puede desembocar en futuros compradores compulsivos”, añade el Decano del Colegio de Psicólogos de Cataluña, Jaume Almenara.

Este especialista aclara que la manida frase “estoy depre, me voy a comprar algo” a veces funciona. Ir de compras no tiene por qué ser un problema. “A veces se acierta en la elección de lo que se compra y eso puede llegar a compensar la autoestima de una persona en un momento dado, pero sólo si está afectada levemente”. Si, por el contrario, existen graves problemas de fondo, explica Almenara, la situación se complica.

¿Cuándo se sabe si uno es un adicto a las compras? “El sujeto sabe que es comprador adictivo cuando no puede controlar el impulso a adquirir productos. Sea como fuere, existen personas en las que se produce un autoengaño porque se sienten culpables y avergonzados”, responde el psicólogo Valentín Martínez-Otero, del Colegio de Psicólogos de Madrid. Este especialista prefiere diferenciar los términos comprador compulsivo y comprador adictivo: “Aunque en ambos trastornos se da una conducta incontrolada, la obsesión-compulsión se refiere sobre todo a ideas, y la adicción a impulsos. La compulsión se vive por el sujeto como algo extraño y absurdo, a diferencia de la adicción, que se vive como propia pero no se domina”, afirma.

La Unión de Consumidores de Valencia tiene en su página web (www.uniondeconsumidores.org
) un test elaborado por expertos en la materia con el que se pretende determinar si uno está en la senda de la adicción a las compras. En Internet abundan páginas de organizaciones de consumidores en las que se hallan varias de estas encuestas. Por lo general, se formula un enunciado al que el usuario debe responder escogiendo una de las siguientes opciones:

  • Totalmente de acuerdo
  • Muy de acuerdo
  • De acuerdo
  • Poco de acuerdo

  • Nada de acuerdo

Estos son algunos de los enunciados:

  • A menudo me disgusto por haber gastado el dinero tontamente.
  • Ir de compras me resulta divertido.
  • Cuando me siento triste o deprimido suelo comprar para animarme.
  • Las personas que me conocen creen que gasto demasiado.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones