Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Algunos médicos cuestionan la eficacia de la vacuna contra el cáncer de útero

El sector sanitario pide una moratoria en su inclusión en el calendario al entender que los ensayos han sido cortos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 18 noviembre de 2007
Dentro de unos días, las niñas vascas de 12 y 13 años comenzarán a recibir la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH), principal causante del cáncer de cuello de útero. Esta campaña se repetirá con mayor o menor celeridad en todas las comunidades, que han decidido incluir las dosis (se administran tres a cada joven) en el calendario vacunal. Buena parte de la comunidad científica ha aplaudido esta decisión. No en vano, siete sociedades científicas españolas (Ginecología, Oncología Médica, Pediatría...) y la Asociación contra el Cáncer venían defendiendo la eficacia y necesidad de la vacuna.

Sin embargo, también se han alzado voces que hablan de una decisión precipitada y reclaman abrir un periodo de reflexión, lo que ha suscitado un debate entre la clase médica que ha llegado hasta el Congreso, donde han pedido que el Gobierno establezca una moratoria.

Cerca de 2.400 profesionales de la sanidad pública han solicitado al Ministerio de Sanidad y a las consejerías de Salud una moratoria en la aplicación de la vacuna, argumentando que su utilidad no está aún demostrada, los altos costes que supone para los sistemas públicos de salud y la baja prevalencia de la enfermedad, por lo que reclaman que se acumule más evidencia científica antes de iniciar la vacunación.

Carlos Álvarez-Dardet, catedrático de Salud Pública de la Universidad de Alicante y director de la publicación "Journal of Epidemology and Community Health", es una de las cabezas visibles de esta plataforma. Opina que, de momento, se ha vendido humo, porque los ensayos sobre la vacuna no han podido ver su efecto en la prevención del cáncer, ya que éste tarda mucho en desarrollarse.

La infección por el virus del papiloma humano es de transmisión sexual, asintomática y en el 80 ó 90% de los casos se cura de forma espontánea, si bien hay ocasiones en las que se cronifica, por lo que puede causar lesiones precancerosas. Si éstas no son debidamente tratadas, en varias décadas pueden derivar en un cáncer del cuello de útero.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones