Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Bruselas prohíbe la importación de aves silvestres para frenar la gripe aviar

La muerte de varios gansos y gaviotas provoca la alarma en Portugal

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 25 octubre de 2005
La muerte en el Reino Unido de un loro importado de Surinam a causa del virus H5N1 de la gripe aviar ha llevado a los ministros de Agricultura de la Europa comunitaria a decretar el embargo a la importación de aves silvestres. Esta medida, que se adoptará hoy, llega acompañada de una doble llamada a la calma para los ciudadanos europeos.

El comisario de Sanidad de la UE, el griego Markos Kyprianou, dijo ayer que hay que asumir que la gripe aviar puede ser trasmitida por las aves migratorias y que, por tanto, pueden darse nuevos casos dentro de las fronteras comunitarias. Pero, de momento, "no hay razones para caer en el pánico", subrayó.

Lo mismo dijo la Organización Mundial de la Salud (OMS). La OMS se reúne durante tres días en Copenhague, en un encuentro de carácter ordinario que pretende definir la estrategia mundial para evitar una pandemia de gripe aviar en el supuesto de que el virus H5N1 mute y sea capaz de contagiarse entre humanos.

El director regional de la OMS para el Pacífico Oeste, Shigery Omi, se mostró optimista sobre la capacidad de reacción de Europa. Dijo que el viejo continente "tiene una excelente oportunidad para contener el virus", pero pidió a las autoridades comunitarias que no bajen la guardia. El H5N1, la cepa más mortífera del virus, es "impredecible" y "muy difícil de controlar", recalcó.

Alerta en Portugal

Entre tanto, en Portugal, el hallazgo de 17 aves muertas, entre ellas 10 gansos y cinco gaviotas, en las playas de Peniche, localidad al norte de Lisboa, ha hecho saltar todas las alarmas. Aunque en esta época del año y en esa zona del país vecino suele ser habitual la muerte de aves, las autoridades no quieren correr riesgos, de ahí que hayan procedido a investigar la posible enfermedad que padecían.

El ministro portugués de Agricultura, Jaime Silva, aseguraba ayer en Luxemburgo, donde asistió a la reunión de ministros comunitarios de Agricultura, que no hay razones para el alarmismo.

Hasta el momento, en Portugal no hay ninguna prohibición de venta de aves, lo que no está permitido es su comercialización en mercados abiertos, aunque ésta puede ser autorizada si los veterinarios de las respectivas direcciones regionales consideran que los riesgos de contagio son reducidos.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones