Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Prevención y hábitos de vida

Cómo hacer el Camino de Santiago y prevenir daño cerebral adquirido

Hacer el Camino de Santiago puede ser una actividad muy beneficiosa para prevenir el daño cerebral adquirido. Conoce las principales recomendaciones para evitar traumatismos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 18 julio de 2021
hacer camino de santiago si he tenido ictus Imagen: xtberlin

Conseguir la autonomía y la mejora de la calidad de vida de las personas con daño cerebral adquirido y de sus familias son las metas estratégicas de FEGADACE. La Federación Gallega de Daño Cerebral representa a algo más de 2.000 personas y familias con esta discapacidad y sitúa parte su campo de actuación desde antes de que se produzcan nuevos casos de esta discapacidad; es decir, en el ámbito de la prevención. Pero ¿qué es el daño cerebral adquirido? Te lo contamos en las siguientes líneas, donde también te damos recomendaciones para hacer el Camino de Santiago con seguridad y así prevenir el ictus, la principal causa de esta discapacidad.

¿Qué es el daño cerebral adquirido?

El daño cerebral adquirido es una discapacidad que se produce en personas nacidas sin problema alguno en el cerebro, que a lo largo de su vida tienen un ictus, un traumatismo craneoencefálico (pueden ser múltiples las causas: un accidente de tráfico, laboral, golpes, caídas…) o alguna otra enfermedad (tumores, anoxias o dolencias metabólicas, entre otras, se sitúan como causas minoritarias del daño cerebral) que les causa una serie de secuelas. Secuelas que, cuando se hacen permanentes y se cronifican, les provocan un daño cerebral adquirido.

Así que volvamos al ámbito de actuación de FEGADACE, contemplemos también el geográfico, echemos un ojo a la fecha, y entenderemos las causas de que iniciemos esta colaboración con Eroski Consumer hablando de prevención del daño cerebral adquirido en el Camino de Santiago. Porque lo importante es llegar, pero llegar bien, y disfrutar del recorrido. Por eso FEGADACE le da la bienvenida a todas las personas que deciden visitarnos a través de la Ruta Jacobea.

Hacer el Camino de Santiago con seguridad

Elegir esta actividad para disfrutar de tus vacaciones es un acierto, ¡te felicitamos! Como hemos adelantado, el ictus está detrás de casi el 80 % de casos de daño cerebral adquirido. No se puede evitar, pero sí se puede prevenir con hábitos saludables como la práctica de ejercicio que implica llegar caminando, o en bicicleta, a Santiago de Compostela.

Beneficios de hacer el Camino

Hacer el Camino de Santiago también es positivo por las siguientes razones:

  • Evitas el sedentarismo gracias a la práctica de ejercicio moderado, como caminar o pedalear.
  • La actividad física te ayuda a mantener un peso saludable. ¡Compleméntala con una alimentación equilibrada!
  • El contacto con la naturaleza también es una técnica de relajación: practícalas para controlar el estrés.
  • El cansancio al final de cada etapa hará que descanses y duermas bien.
  • La visita a diferentes lugares es un estímulo que mantiene tu cerebro despierto y activo.
  • Cualquier pequeño desafío intelectual ayuda a ejercitar tu cerebro: identificar la mejor ruta, observar la flora y la fauna, la conversación con otras personas que caminan…

Precauciones al hacer el Camino

Pero ¡ojo! La actividad física también entraña riesgos. En ocasiones, la ruta hace que caminantes y vehículos a motor tengan que compartir la vía, lo que enciende todas las alarmas de peligro de accidentes de tráfico. Otras rutas más cercanas a la naturaleza conllevan diferentes posibilidades de imprevistos sobre los que también podemos actuar para reducir el riesgo de traumatismos.

Nuestras recomendaciones:

  • Camina por las sendas señalizadas y, si no es posible, por el arcén o por la calzada, con prudencia y por la izquierda.
  • No circules por lugares prohibidos, como autopistas y autovías.
  • Si vas en grupo, id en fila. Si el grupo es de ciclistas, también podéis ir en columnas por parejas.
  • Antes de cruzar, mira siempre a ambos lados de la vía, escoge lugares seguros evitando curvas y cambios de rasante. Si puedes, cruza por los lugares habilitados.
  • Lleva elementos reflectantes en la ropa y en las mochilas. Enciende el alumbrado de la bicicleta de noche y de día (luz roja detrás y blanca delante).
  • Olvida el móvil y los auriculares; su uso te aísla del tráfico.
  • Si vas en bicicleta, emplea el casco, y cumple con las normas de circulación, recordando siempre señalizar las maniobras.
  • Una revisión médica previa ayuda a conocer mejor tu estado físico. Consulta a tu médica o médico por los efectos secundarios de la medicación que puedas tomar.
  • La práctica de ejercicio físico regular contribuye a mantener el tono y la agilidad corporal, evitando riesgos.
  • Realiza las pausas y descansos necesarios y mantén la hidratación. Levántate con cuidado después de un reposo prolongado.
  • Emplea herramientas de apoyo como bastones. Y cuida los calcetines y el calzado que uses (debe sujetar bien el pie).
  • Lleva los números de teléfono de emergencias en un lugar fácil de encontrar.
  • Disfruta del camino: practica el juego limpio y evita las carreras.
  • Los valores del deporte y de la diversión deben estar por encima de los de la competitividad.

Si has decidido peregrinar, te recomendamos seguir todos estos consejos y prepararte bien, con ayuda de la sección Camino de Santiago de Eroski Consumer y siguiendo todos los consejos para la prevención del daño cerebral incluidos en nuestra web. En ella podrás consultar también la agenda de charlas dirigidas a peregrinos y peregrinas que FEGADACE está realizando en diferentes localidades del camino. Resuelve todas tus dudas e infórmate recogiendo nuestros folletos en gallego, castellano o inglés.

¡Que tengas un buen camino! Y recuerda: lo importante es llegar… ¡bien!

RSS. Sigue informado

Federación gallega de daño cerebral

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones