Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

CECU ofrece consejos sobre qué mochilas son adecuadas para evitar daños en la columna de los niños

El peso máximo recomendable no debería superar el equivalente al 10% ó 15% del peso del pequeño

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 6 septiembre de 2006
Aprovechando ya la inminente "vuelta al cole", la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) ofreció ayer una serie de consejos para la compra de una mochila que no acabe perjudicando a la salud de los niños. Así, la nota de prensa de la confederación afirma que la mochila ideal es aquella que descansa y se adapta a la curva que forman las vértebras dorsales, cuidando que su parte baja quede unos cinco centímetros por encima de la cintura.

Además, el tamaño de la mochila se tiene que adecuar a la edad y talla del niño, ya que una mochila excesivamente grande puede ocasionar que el peso involucre a la zona lumbar, mucho más sensible que la dorsal. Por lo que se refiere al peso máximo recomendable, CECU asegura que varía según la edad y estado físico, aunque lo ideal sería que no superase el equivalente al 10% ó 15% del peso del niño.

En torno a este tema, un equipo de expertos del Hospital Ramón y Cajal de Madrid ha asegurado que las mochilas no provocan desviaciones ni aumento de la curvatura de la columna, a pesar de lo cual si las articulaciones se ven sometidas a una presión superior, se producen dolores. Asimismo, otros traumatólogos señalan que, por lo general, el peso del material escolar que se transporta en una mochila es una carga insuficiente para provocar lesiones en la columna.

CECU recomienda en su nota la adquisición de mochilas que tengan regulación de tirantes, un sistema que permita fijar su parte baja a la cintura, respaldo acolchado y sistemas de organizadores interiores o exteriores que permitan mantener separados los elementos transportados. Otros consejos se refieren a la conveniencia de repartir bien la carga, a la técnica que deben seguir los pequeños para levantar la mochila (doblando las rodillas y haciendo la fuerza con las piernas), al uso de ambos tirantes y al tamaño adecuado de la mochila.

Por último, y como una especie de guía para elegir la mochila más adecuada, CECU señala que hay que tener presente el alto de espalda del niño, el tipo de carga habitual, las características del trayecto diario entre la casa y el colegio, así como la información que se ofrece en el etiquetado sobre composición y construcción.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones