Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Células madre de la médula ósea liberan de las inyecciones de insulina a enfermos de diabetes tipo 1

En un experimento estas células fueron capaces de mantener bajo control la glucosa hasta cuatro años

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 15 abril de 2009
Las células madre también pueden ayudar a las personas con diabetes tipo 1, que dependen de inyecciones diarias de insulina. Investigadores de la Universidad Northwestern de Chicago (Estados Unidos) y Sao Paulo (Brasil) han demostrado que con un trasplante de células madre obtenidas de la médula ósea del propio paciente se puede mantener a raya la enfermedad.

En un experimento a pequeña escala -sólo participaron 23 pacientes de entre 13 y 31 años -, las células de la médula fueron capaces de mantener bajo control la glucosa, en algún caso hasta cuatro años, sin tener que recurrir a inyecciones diarias de insulina, según el estudio que publica hoy JAMA, la revista de la asociación médica americana.

Tras la inyección de células madre, 20 de los 23 participantes estuvieron una media de dos años y medio sin pincharse insulina. Uno de ellos logró incluso estar más de cuatro años; cuatro, durante tres años; tres, dos años, y cuatro más disfrutaron de un año sin pinchazos. En otros ocho casos, el trasplante de células tuvo un efecto transitorio y tuvieron que recurrir a inyecciones de insulina, pero a muy bajas dosis.

El tratamiento obliga a realizar una extracción de médula de cada paciente, para poder aislar las células madre que después deben volver a introducirse en el torrente sanguíneo. Desde la punción al trasplante, los pacientes recibieron un fármaco para el cáncer con el fin de facilitar la llegada de las células madre.

Riesgos

Pero este tratamiento tiene sus riesgos. La quimioterapia redujo sus defensas y dos de los pacientes desarrollaron neumonía durante el tiempo que permanecieron ingresados en el hospital, tres tuvieron una disfunción endocrina y nueve varones experimentaron una reducción de su fertilidad. A estos efectos secundarios se sumaron los vómitos, el malestar y la caída del pelo.

Richard Burt, principal responsable del estudio, insiste en que, en la actualidad, "el autotrasplante es el único tratamiento capaz de revertir los efectos de la diabetes 1 en humanos". Su siguiente paso es poner en marcha ensayos clínicos controlados con más pacientes que confirmen el éxito de la terapia.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones