Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Científicos alemanes defienden que el cannabis podría mejorar los síntomas de la epilepsia

Un componente de la planta evita que se desencadenen ataques, según los investigadores

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 6 octubre de 2003
Las últimas investigaciones de un grupo de científicos alemanes parecen indicar que un componente de la planta Cannabis Sativa, conocida como marihuana, puede ayudar a prevenir ataques de epilepsia.

Diversos especialistas están solicitando que se realicen más estudios para encontrar potenciales componentes similares a los del cannabis para aliviar los efectos de esta enfermedad.

Algunos componentes químicos naturales del cerebro parecidos a extractos procedentes de la planta interrumpen el proceso que produce el ataque, según determinó el grupo de investigadores de Alemania.

Hasta ahora, se habían hecho pruebas de los componentes del cannabis en personas que sufren cáncer y esclerosis múltiple. Sin embargo, a pesar de informes que datan del siglo XV sobre los beneficios de esta planta para aliviar los síntomas de la epilepsia, son pocas las pruebas organizadas que se han hecho en humanos durante los últimos años.

Los investigadores del Instituto Max-Planck en Munich estudiaron un grupo de ratones criados con una afección característica de la epilepsia en humanos: la "exitotoxicidad", la sobreestimulación de las neuronas con una cantidad excesiva de un componente químico llamado glutamato.

En los ratones mutantes, una sustancia llamada ácido kainico actúa de una manera muy similar, y los científicos la usaron para ver si los componente químicos del cannabis podían interrumpir el proceso o proteger a las neuronas afectadas de alguna manera.

Encontraron que, al menos en el cerebro de los ratones, los receptores claves de la superficie de las neuronas, que normalmente responden al contacto con componentes químicos similares a los del cannabis pero producidos naturalmente por el cuerpo, parecían dar protección contra esos ataques inducidos por el ácido.

No obstante, mientras que el cerebro humano cuenta con los mismos receptores, no hay aún evidencia de que los ataques de epilepsia se puedan evitar con una terapia similar.

Los investigadores presentaron entonces su hallazgo como "una meta terapéutica prometedora" en la búsqueda de un fármaco para la epilepsia, algo que, según dijo el profesor Roger Pertwee, experto de la Universidad de Aberdeen (en Escocia), debía haberse hecho hace mucho tiempo.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones