Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Científicos europeos abogan por la coordinación en las investigaciones médicas

Sanidad impulsa las redes de investigadores conectados entre sí para lograr resultados más eficaces

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 11 mayo de 2002
Un centenar de científicos y responsables sanitarios europeos participaron hasta ayer en Granada en el encuentro titulado "La investigación en los sistemas de salud de la UE: necesidades y prioridades", organizado por el Ministerio de Sanidad y Consumo dentro del programa complementario de la presidencia española de los Quince y clausurado por la ministra Celia Villalobos.

Coordinación fue la palabra clave en el encuentro. Los expertos concluyeron que es necesaria una relación más fluida entre los investigadores y los responsables de la política sanitaria. También abogaron por una mejor comunicación entre los científicos que estudian lo mismo desde diferentes puntos de vista, de modo que los resultados de la investigación básica y epidemiológica tengan un resultado inmediato en la práctica clínica, es decir, sean útiles para los enfermos. Y destacaron la necesidad de aprovechar los recursos para evitar duplicidades y lograr mejores resultados.

El director del Instituto de Salud Carlos III y codirector de la reunión, Antonio Campos, recordó la importancia de un principio que parece obvio: "La investigación en salud tiene que resolver problemas de salud". También subrayó el papel de los hospitales como centros fundamentales de investigación, ya que en ellos se presentan algunos de los problemas sanitarios más importantes.

Redes

Según Campos, la falta de dinero no es ya un problema acuciante para la ciencia española: los fondos que el Instituto Carlos III dedicará a la investigación sanitaria crecerán de 32 millones de euros este año a 540 para todo el periodo 2002-2005.

El ex decano de la Facultad de Medicina de Granada explicó que parte de esos fondos impulsarán las llamadas Redes Temáticas de Investigación Cooperativa, una fórmula que la Comisión Europea ha acogido con gran interés. Se trata de fomentar los contactos entre grupos de diferentes comunidades autónomas, de modo que puedan compartir información, equipos técnicos y medios económicos. "Hay que optimizar recursos para que no se dilapide ni un solo euro", resumió.

Las redes, además, aumentan la eficacia de la investigación: "Por ejemplo, en una red sobre la enfermedad de Parkinson, cada grupo puede aportar determinadas actividades: unos pueden ser de investigación molecular, básica; otros, epidemiológica; varios de ellos, clínica...". Campos puso como ejemplo las llamadas enfermedades raras, aquéllas que afectan a porcentajes de población tan pequeños que resultan poco conocidas y, en consecuencia, suelen ser mal diagnosticadas y peor tratadas. En estos casos las redes son particularmente importantes, porque permiten a un médico tener contacto no sólo con los pacientes de su ciudad, sino conocer a los enfermos que tratan sus colegas de otros lugares.

El otro codirector del encuentro, Manuel Carrasco, destacó, entre las recomendaciones que se realizarán a los gobiernos y la Comisión Europea, las de crear institutos de investigación interdisciplinarios; incorporar jóvenes a esta actividad; fomentar la movilidad de los científicos; impulsar la cooperación como medio de desarrollo en otras regiones, como Latinoamérica y el área mediterránea; y facilitar la colaboración entre los sectores público y privado.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones