Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Científicos logran transformar células madre en células hepáticas y pulmonares

Este hallazgo abre la vía a una nueva generación de tratamientos clínicos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 20 mayo de 2002
Con una diferencia de horas, dos equipos científicos, uno norteamericano y otro británico, han anunciado el éxito en la transformación de células madre (adultas en el primer caso y embrionarias en el segundo) en células hepáticas y pulmonares, respectivamente. Ambos hallazgos abren la vía a una nueva generación de tratamientos clínicos que podrían conducir a la creación de tejidos hepáticos y pulmonares.

Las células madre son aquellas que tienen la capacidad de dividirse indefinidamente, llegando a producir células especializadas. En los mamíferos superiores, se encuentran en las primeras fases del desarrollo embrionario. En individuos adultos, sólo existen en la médula ósea y en la piel. Sin embargo, sólo las células madre embrionarias tienen la capacidad de convertirse en cualquier tejido, mientras que las adultas ya han sufrido una especialización que las constriñe a la "fabricación" de células de un determinado tipo (sanguíneas o de piel).

El estudio norteamericano, dirigido por Catherine Verfaillie, del Instituto de Células Madre de la Universidad de Minnesota y hecho público el pasado miércoles, asegura que las células madre de médula ósea de adultos pueden convertirse en células similares a las hepáticas. "Lo que hemos visto -explica la doctora Verfaillie- es que las células madre adultas cultivadas a partir de la médula ósea de seres humanos, ratones y ratas, pueden ser inducidas a diferenciarse y convertirse en células que se parecen mucho a las células hepáticas y que funcionan como ellas".

El hallazgo demuestra que este tipo de células madre adultas son perfectamente capaces de segregar sustancias y elementos que, habitualmente, se encuentran en el hígado. Para los investigadores, estas células modificadas podrían resultar muy útiles en el tratamiento de algunos tipos de cirrosis e insuficiencias hepáticas, y supondrían además una valiosa fuente de células para pacientes con enfermedades genéticas del hígado.

Por su parte, un equipo de científicos del Imperial College, de Londres, anunció, apenas un día después, que había conseguido transformar células madre embrionarias de ratón en un tipo de células pulmonares, en concreto las que se necesitan para el intercambio de aire. En palabras de Anne Bishop, del Centro de Medicina Regenerativa e Ingeniería Tisular del Imperial College, "hemos conseguido, por primera vez, uno de los tejidos que se pueden crear".

Bishop y sus colegas tomaron células madre embrionarias de ratón, las colocaron en un medio de cultivo especializado y las estimularon para que se convirtieran en las células que recubren la parte del pulmón donde se absorbe el oxígeno y se expulsa el anhídrido carbónico.

Los investigadores británicos ya han comenzado a reproducir sus experimentos con células madre embrionarias humanas, con la esperanza de conseguir un remedio para sustituir, en pacientes con lesiones pulmonares, las células dañadas con otras, obtenidas artificialmente a partir de células madre. Otra posible aplicación sería en el tratamiento de bebés prematuros, cuyos pulmones no han terminado de madurar en el momento de su nacimiento.

"Hoy en día -asegura la investigadora- no existe ningún tratamiento que utilice la implantación de este tipo de células. Es algo que esperamos desarrollar muy pronto".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones