Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Descubren un mecanismo clave para el desarrollo de la corteza cerebral

Este hallazgo permitirá diseñar nuevos métodos de diagnóstico precoz de esquizofrenia, retrasos mentales y epilepsias

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 14 febrero de 2008
Un equipo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha descubierto el mecanismo molecular empleado por las interneuronas, uno de los dos tipos de células que componen la corteza cerebral, para distribuirse a lo largo de esta parte del cerebro. Esta investigación, que ha sido publicada en la revista "The Journal of Neuroscience", abre la puerta a nuevos métodos de diagnóstico precoz de enfermedades neurológicas.

Las migraciones de las interneuronas son imprescindibles para mantener el equilibrio en la corteza cerebral. Las anomalías en este proceso provocan desórdenes neurológicos, asociados a retrasos mentales y epilepsias, y parecen estar detrás de enfermedades como la esquizofrenia y el trastorno bipolar.

Óscar Marín, responsable de la investigación, afirma que los mecanismos de dispersión de las interneuronas eran totalmente desconocidos hasta ahora. "Sabíamos que se ven obligadas a migrar o viajar desde su lugar de nacimiento hasta su residencia definitiva. Lo que no sabíamos era qué les hacía recorrer esas distancias, de hasta 500 veces su propio tamaño", explica el científico.

Como perder el tren

El grupo de Marín analizó las rutas que utilizan las interneuronas para viajar, que son siempre las mismas. "Una de las características más notables del desarrollo de la corteza cerebral es el perfecto control que existe sobre las distintas migraciones neuronales". De esta forma descubrieron un elemento común: en todas ellas se expresaba la quimioquina CXCL12. A partir de este hallazgo y de otros experimentos, los investigadores concluyeron que esta molécula promueve fuertemente la migración de las interneuronas, que se relacionan con ella gracias al receptor CXCR4.

"CXCL12 sería el tren y CXCR4 los billetes necesarios para cogerlo. Sin billete, no es posible coger el tren y hay que ir campo a través", ejemplifica Marín. Por ello, si las interneuronas carecen de receptor CXCR4, son incapaces de seguir los caminos habituales durante su dispersión y terminan perdiéndose.

Marín sugiere que conocer cómo se distribuyen las interneuronas por la corteza cerebral y cuándo no logran hacerlo de manera adecuada puede servir para desarrollar nuevos métodos de diagnóstico precoz de enfermedades relacionadas con la pérdida de equilibrio en la corteza y, eventualmente, para su tratamiento.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones