Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Dormir menos de lo necesario aumenta el apetito y podría ser causa de obesidad, según una investigación estadounidense

La privación parcial del sueño altera los niveles de circulación de las hormonas que regulan el hambre

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 7 diciembre de 2004

Los resultados del estudio relacionan la pérdida de sueño con la obesidad. Según los científicos, los sujetos del experimento durmieron sólo cuatro horas durante dos noches y tuvieron un 18% de disminución de leptina, una hormona que "dice" al cerebro si se necesita más comida. Estos individuos también experimentaron un 28% de aumento de grelina, una hormona que incrementa la sensación subjetiva de hambre.

Los sujetos fueron voluntarios, hombres jóvenes sanos, que tras pasar por la condición experimental de sueño informaron de un 24% de aumento en su apetito, con una preferencia por los dulces, como los caramelos y las galletas; las comidas saladas, como las patatas fritas y los frutos secos, y las comidas con alto valores en carbohidratos, como el pan y la pasta.

Eve Van Cauter, endocrinóloga de la Universidad de Chicago, señala que éste es el primer estudio que muestra que el sueño es un regulador importante de estas hormonas y que correlaciona la extensión de los cambios hormonales con la magnitud de los cambios en la sensación de hambre. Según Van Cauter, "el estudio proporciona evidencias bioquímicas que conectan la tendencia hacia los recortes crónicos del sueño a la obesidad y sus consecuencias, incluyendo el síndrome metabólico y la diabetes".

Etiquetas:

dormir hambre obesidad

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones