Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Prevención y hábitos de vida

Educación sexual

Una buena educación sexual favorece que los adolescentes actúen de forma más responsable en sus relaciones sexuales

Qué es la educación sexual y cuándo debe empezar

Los contenidos que se incluyen en la educación sexual que ofertan los profesionales son muy amplios: anatomía y fisiología, respuesta sexual humana, conductas de riesgo, aspectos relacionados con la reproducción, anticonceptivos, imagen personal, autoestima, trabajo entre los sexos, relaciones interpersonales y de pareja, identidades y orientaciones sexuales, etc. La psicóloga y sexóloga Gemma Sainz, del Centro Sexológico Emaize, explica que desde la sexología se trabaja en sus tres claves básicas: sexo, sexualidad y erótica. “Se intenta abordar el sexo y reforzar la vivencia de la sexualidad de forma positiva para promover unas relaciones eróticas desde el respeto, el placer y la variedad, entendiendo las peculiaridades de cada uno”.

Pero la educación sexual no es sólo lo que enseñan los sexólogos; desde que nacemos recibimos ciertas pautas que nos marcarán toda nuestra vida: aunque los padres muchas veces no sean conscientes, están educando a sus hijos en la sexualidad, incluso con la negación o ausencia de información. Para la responsable de la “Asexoría de sexualidad” del Ayuntamiento de Vitoria, Ana Ramírez de Ocáriz, es imposible no educar sexualmente a los hijos. “La están recibiendo desde que son bebés porque se les transmiten valores que tienen que ver con la sexualidad. Por eso es importante que los padres sean conscientes de que a través de sus gestos, de cómo actúen en determinadas situaciones, estarán educando de una forma u otra”.

La sexualidad es parte de nosotros desde que nacemos hasta que morimos, señala Agurtzane Ormatza, del centro de atención a la pareja Biko-Arloak. Esta psicóloga y sexóloga cree que los padres deben empezar a contestar las preguntas y curiosidades de sus hijos desde el momento en que surjan. “Los niños tienen erecciones desde que están en el útero de la madre y a edades muy tempranas sienten cualquier cambio en su cuerpo. Es algo que ocurre aunque los padres no quieran verlo, por eso es imposible no tocar el tema en la familia. Pero en cada etapa de la vida la sexualidad cambia y tiene unos contenidos y actitudes concretas que se deben trabajar”.

¿Quién debe hacerse cargo de la educación sexual de los adolescentes?

Si se quiere conseguir una formación de calidad debe ser una labor compartida entre la familia, la escuela y los profesionales formados en sexología. Desde que se aprobó la reforma de la Logse, la educación sexual se recoge como una asignatura transversal que debe tratarse en los colegios, pero según Ana Ramírez de Ocáriz, no siempre se hace. “Está muy relacionado con las actitudes y valores de cada persona, y hay parte del profesorado que no se ve capacitado o tiene temor a hablar de ello en clase. También los padres tienen miedo y rehuyen el tema. Nuestra labor como sexólogos debería ser la de formar a los padres y profesores para que puedan educar mejor a los jóvenes”.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones