Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

El 70% de los asmáticos no lleva una vida normal porque incumple la terapia prescrita, según los especialistas

La expansión de esta dolencia en los países desarrollados tiene mucho que ver con el ritmo de vida

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 4 mayo de 2005
Aunque el asma es una de las enfermedades con mejor pronóstico, da graves quebraderos de cabeza a los afectados. Actualmente existen potentes fármacos que permiten a los asmáticos llevar una vida normal. No obstante, el incumplimiento reiterado de la terapia impide al 70% de los afectados beneficiarse de las ventajas que ofrecen los nuevos medicamentos, según informaron ayer especialistas con motivo de la celebración del Día Mundial de esta enfermedad.

El pronóstico del asma ha cambiado hasta el punto de que los pacientes "pueden practicar ejercicio incluso a nivel profesional, sin más bajas escolares ni laborales", señalaron los neumólogos Juan Bautista Galdiz y Víctor Bustamante. "Sólo nos queda concienciarles de que disponemos de fármacos buenos, potentes y seguros; pero hay que tomarlos no sólo cuando se tienen síntomas, sino también cuando no se tienen".

El asma está considerada como una de las diez enfermedades más extendidas en el primer mundo. Los diferentes estudios que se han realizado en España, tanto de ámbito local como internacional, estiman que su incidencia oscila entre el 5% y el 10% de la población.

Las complicaciones aparecen cuando los bronquios, que son los conductos que llevan el oxígeno que respiramos hasta los pulmones, se estrechan y se irritan. El cierre brusco de los bronquios provoca su inflamación y, como consecuencia, surgen las dificultades para respirar. Si esos problemas se mantienen en el tiempo, la enfermedad tiende a cronificarse.

Evolución favorable

Los especialistas dicen que la dolencia nunca llega a desaparecer, pero su evolución es en la actualidad muy favorable. "Es una simple cuestión de términos", aseguró Galdiz. "Si alguien lleva 20 años sin síntomas, yo nunca diré que se ha curado, sino que está libre de síntomas. Si a los 40 se mantiene igual, tal vez comencemos a ponernos de acuerdo, aunque insistiré en que lo que ocurre es que no hay manifestaciones".

El uso de fármacos broncodilatadores, que abren las vías respiratorias, ha sido tradicionalmente la principal y única terapia contra la enfermedad. "Es un tratamiento muy agradecido porque evita que el pecho silbe, reduce la fatiga y propicia una sensación de mejoría casi de manera automática". Esta medicación, que sólo permitía afrontar las crisis respiratorias, se ha visto reforzada en los últimos años con fármacos antiinflamatorios, que garantizan unos mejores resultados.

Ritmo de vida

El asma es una enfermedad cada vez más frecuente en los países desarrollados. Las razones que explican la expansión de la dolencia son muchas y variadas, aunque casi todas tienen que ver con el ritmo de vida que llevamos.

Así, según los alergólogos, el tipo de vivienda actual, más pequeña pero con mayores comodidades, contribuye a que el organismo esté menos expuesto a agentes contaminantes. El sistema inmunitario, según esta teoría, no está preparado para hacer frente a determinadas agresiones porque nunca las ha sufrido. Entonces, cuando llegan por primera vez es demasiado tarde. Las defensas del organismo no saben actuar con corrección y responden provocando una alergia.

El tabaquismo, la polución, las mascotas y el aire acondicionado también figuran entre las posibles causas que explican la mayor incidencia del asma en Occidente. Un estudio presentado ayer en Zaragoza destaca que los niños con padres fumadores tienen el doble de posibilidades de sufrir la enfermedad: un 12% frente a un 6% de los pequeños con progenitores no fumadores.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones