Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

El 70% de los escolares ha sufrido problemas de espalda por el peso excesivo de sus mochilas

En España, a diferencia de otros países, no se prevé regular la cantidad de kilos que un niño puede cargar para evitar problemas de salud

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 28 enero de 2008
Millones de niños transportan cada día a la espalda mochilas que sobrepasan el 20% de su peso corporal. Soportan una carga de entre cuatro y nueve kilos. Pese a que esta situación preocupa a padres y educadores, en España, a diferencia de otros países europeos, no se prevé regular por ley los kilos que un niño puede cargar como máximo para evitar problemas de salud.

Img
Imagen: CONSUMER EROSKI

Italia, por ejemplo, aprobó el pasado octubre un proyecto de ley para que una comisión formada por científicos estudie el peso máximo que pueden transportar los escolares. Como resultado, las mochilas no podrán superar el 15% del peso de su usuario.

En Francia, las protestas de las asociaciones de padres han llevado al Gobierno de Nicolas Sarkozy a tomar medidas. El ministro de Educación galo, Xabier Darcos, ya ha dicho que los estudiantes irán más ligeros de peso.

En España, mientras tanto, no está previsto que se adopten normas al respecto, según reconocen fuentes de Educación. Esta decisión choca con los datos que se desprenden de varios estudios. "El 70% de los adolescentes ha sufrido en algún momento dolor de espalda", asegura Mario Gestoso, director médico de la Fundación Kovacs, especializada en el cuidado del dorso.

Más vale prevenir

Gestoso dice que "no se trata de dar un mensaje dramático, pero sí sería conveniente prevenir". Advierte de que "una excesiva carga sobre un niño que aún no ha desarrollado del todo su musculatura puede generar molestias y también puede aumentar una desviación de columna previamente existente". "Tenemos que transmitir -añade- hábitos saludables para que no acaben con sus músculos y huesos machacados".

Es un asunto serio porque el 80% de la población sufre de la espalda y más del 2% del PIB se lo llevan los gastos sanitarios. Es cierto que no se puede culpar sólo a la cantidad de material escolar que los niños deben trasladar de sus casas a las escuelas. Hay muchas más variables en juego: el tamaño del mobiliario en las aulas, la mala higiene postural de los jóvenes, el sedentarismo...

Los trabajadores sí tienen protegidas sus espaldas por ley, ya que la Unión Europea prohíbe que carguen con más de 25 kilos. Mientras, muchos chavales se ven obligados a acarrear hasta diez kilos cada día.

Los trabajadores sí tienen protegidas sus espaldas por ley; la UE prohíbe que carguen con más de 25 kilos

Los expertos recomiendan que el peso de las mochilas no supere el 10% del crío. "Nos hemos encontrado casos en los que sobrepasan el 30%, y eso genera estrés y contracturas musculares", explica el director médico de Kovacs. Es recomendable además repartir equitativamente la carga entre los dos hombros, ya que "esto permitirá al niño andar erguido, sin apoyarse ni balancearse".

¿Con ruedas?

Respecto a las mochilas con ruedas, no terminan de convencer ni a progenitores ni a expertos. Y es que si no se llevan de la manera adecuada, pueden acabar provocando lesiones en los brazos, "y eso repercute en la columna vertebral", advierte la Federación de Padres y Madres de Centros Públicos de Vizcaya.

"El asunto se complica pasados los doce años porque tienen que llevar el material diario. Y, además, dos días a la semana tienen que cargar con la bolsa de gimnasia. Por eso, -añade la federación- consideramos que se debería analizar el material escolar porque no creemos que haga falta que lo lleven y traigan de nuevo a casa".Para los progenitores y educadores sólo hay un remedio: rebajar el peso de la maleta.

En la era de la tecnología parece que el papel tenía los días contados, pero esta "teoría" carece de validez en las aulas. "Desde hace seis años va en aumento. Los niños cada vez transportan más material: ahora tienen que llevar CDs y como se da más importancia al tema lingüístico, sus mochilas se llenan de varios diccionarios. Además, ahora es todo más didáctico, así que a los libros de texto se añaden los de trabajo". Y, por supuesto, no puede faltar el elemento estrella de todos los centros escolares: la agenda, que "pesa como un libro y cada vez ha adquirido más importancia", comenta un profesor.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones