Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

El 86% de los ciudadanos puede pedir cita con su médico a través de Internet

El 97% de los médicos de Atención Primaria tiene acceso a la historia clínica de sus pacientes en formato digital

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 16 marzo de 2010
El 86% de los ciudadanos ya puede utilizar Internet para pedir cita con su médico de Atención Primaria, según datos del Ministerio de Sanidad y Política Social. Además, se ha conseguido que el 97% de los médicos de Atención Primaria tengan acceso a la historia clínica de sus pacientes en formato digital. La aplicación de las tecnologías de la información y la comunicación al Sistema Nacional de Salud (SNS) se inició hace más de 10 años y engloba la implantación de una historia clínica digital y receta electrónica compartida entre los 17 servicios autonómicos de Salud.

Se ha desarrollado también una base de datos de tarjetas sanitarias que "ya está operativa", asegura Sanidad, que interactúa con los servicios regionales de Salud para asignar un número único de identificación a cada ciudadano. El Ministerio ha creado para ello un nodo central de comunicación para garantizar la transmisión de datos y dar soporte al proyecto de historia clínica digital, que de momento ya funciona como experiencia piloto en 10 comunidades (Andalucía, Baleares, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana, Extremadura, La Rioja y Murcia). El objetivo de Sanidad es que a lo largo de este año se inicie el despliegue definitivo del proyecto.

Las comunidades que integran este proyecto piloto disponen de una única historia por paciente -con datos suministrados desde los diferentes dispositivos asistenciales de Atención Primaria, laboratorios, informes de pruebas diagnósticas e imagen-, a la que se incorporan de forma progresiva otros dispositivos como la consulta especializada, las urgencias o la hospitalización a medida que se informatizan. El objetivo es que los ciudadanos puedan acceder a los datos personales sobre su salud, ver quién accede a esta información y seleccionar conjuntos de datos que no desean que sean accesibles por profesionales de otra comunidad. Los profesionales sanitarios podrán tener acceso mediante certificación electrónica a los conjuntos de datos personales de un paciente y sus imágenes para uso asistencial y ante una petición de asistencia del usuario.

No obstante, este proceso es costoso y lleva su tiempo ya que, pese a que el 70% de los hospitales y centros de especialidades tienen conexiones superiores a 6 Mbps, sólo el 20% de los hospitales públicos y el 20% de los médicos especialistas tienen acceso a la historia clínica electrónica. Además, el 85% de los hospitales dispone de sistemas de gestión de radiología y el 60% de los hospitales cuenta con sistemas de almacenamiento de imagen en formato digital (PACS).

Respecto a la receta electrónica, el objetivo es que las órdenes de tratamiento prescritas por los médicos se almacenen en un repositorio de datos al cual se accede desde cualquier farmacia del país para su entrega al paciente. Ya se ha implantado por el momento en tres comunidades autónomas (Extremadura, Andalucía y Baleares) con prescripción electrónica en consulta y dispensación en las farmacias, mientras que en el resto se desarrollan distintos proyectos.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones