Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

El Banco Mundial y la ONU se involucran en la venta de fármacos genéricos baratos contra el sida

Cinco compañías farmacéuticas de India y Sudáfrica participan en esta iniciativa

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 7 abril de 2004
Los genéricos contra el sida a bajo precio a los que pueden optar desde enero 16 países de Latinoamérica y Caribe estarán ahora disponibles para cualquier otro país que esté cubierto por el Banco Mundial, la ONU o el Fondo Global contra el Sida, gracias a un acuerdo anunciado ayer. Cinco empresas farmacéuticas de India y Sudáfrica, así como tres fabricantes de equipos de laboratorio europeos y dos norteamericanos, ya han aceptado participar en esta iniciativa.

Brasil decidió hace unos años fabricar los medicamentos contra el sida por su cuenta y a bajo precio. Esa actitud persuadió a las compañías farmacéuticas, que entendieron que, si no reducían sus beneficios con los países más necesitados, podían perderlo todo ante una revolución que podría afectar a otras patentes. Hasta ese momento, las farmacéuticas se habían resistido, alegando que la merma de sus beneficios les desalentaría para seguir invirtiendo en costosas investigaciones para obtener nuevos medicamentos y vacunas.

Así es como en enero pasado se fraguó el acuerdo de la Fundación Clinton para los 16 países latinoamericanos más pobres y afectados por la epidemia. Pero, incluso entre éstos, muchos no han podido acceder a la oferta, que viene acompañada de una larga lista de requisitos técnicos y económicos.

Para beneficiarse de la iniciativa, los países tienen que comprometerse a comprar grandes cantidades del producto durante los siguientes cinco años, con adelantos multimillonarios en efectivo. Además, tienen que hacerse cargo de los costes del registro de cada producto en su país, lo que suele ser un proceso largo que incluye guerras de patentes y "lobbies" políticos. Una vez logrado esto, tienen que demostrar la existencia de toda una estructura que garantice que los medicamentos serán distribuidos correctamente dentro del país y que no caerán en manos de traficantes que los vendan a precio corriente en otros países. Y, con todo, los precios estarán sujetos a los de los ingredientes activos de cada medicamento.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones