Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

El consumo de alcohol se dispara a partir de los 15-16 años, según un estudio

El alcohol es la primera droga que consumen los adolescentes, por delante del hachís

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 30 octubre de 2006
Más de la mitad del millar de jóvenes guipuzcoanos encuestados asegura que no consume alcohol ni otras sustancias como hachís, cocaína o speed. El porcentaje es más alto (65%) en el caso de las chicas y desciende al 61,3% en el caso de ellos.

Como en otros estudios que se han realizado a escala nacional, en Gipuzkoa los consumos puntuales de alcohol también aparecen a edades muy tempranas, aunque en porcentajes residuales. Así, el 98% de los adolescentes de 12 años afirma que no bebe alcohol. Entre el 10% y el 14% de los adolescentes de esa edad reconoce su consumo puntual. Estos porcentajes se disparan a partir de los 16 años y alcanzan porcentajes que rondan el 60%. En el caso de las chicas, por ejemplo, el 45% asegura que no bebe, mientras que el resto (65%) se confiesa consumidora.

Iñigo Ochoa de Alda, responsable del proyecto y que es también psicoterapeuta familiar, explica que, con diferencia, el alcohol es la droga que más consumen los jóvenes guipuzcoanos. A continuación se sitúa el hachís. El tercer puesto de la tabla lo comparten la cocaína y el speed, sustancias que aparecen a edades más tardías. Así, el número de adolescentes que las consumen pasa del 2% al 7% a partir de los 17-18 años.

Este consumo no es, sin embargo, diario y la frecuencia varía. En la gran mayoría de los casos, estas drogas van asociadas a los momentos de ocio y diversión durante los fines de semana y su consumo no es un hábito que esté presente en el día a día de los adolescentes del territorio, especialmente en el caso del alcohol, la cocaína o las pastillas.

Sin embargo, este patrón cambia con el hachís. Algunos jóvenes de entre 17 y 18 años han reconocido en las pruebas (que eran anónimas o firmaban con una clave para luego tener acceso a los resultados) que consumen esta sustancia con cierta regularidad entre semana. El consumo es mayor entre los chicos. El 17% de los chavales asegura que es habitual en las jornadas lectivas además de los fines de semana. Entre las chicas, ese porcentaje disminuye al 10%.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones