Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

El crecimiento de los viajes a zonas exóticas hace aumentar las consultas sobre enfermedades tropicales, según fuentes del Hospital Carlos III

Los trastornos más habituales se deben a cuadros febriles, problemas digestivos y enfermedades cutáneas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 13 octubre de 2006
El aumento de viajeros a zonas exóticas, bien por motivos de turismo o por razones laborales, ha provocado una creciente afluencia de pacientes a las consultas de la Unidad de Enfermedades Tropicales del Hospital Carlos III, según explicó hoy el responsable de la unidad, el doctor Sabino Puente, quien señaló que por el contrario se estabiliza o incluso desciende entre la población inmigrante.

En la última década, el perfil de los que acuden a la consulta de este experto, una de las más importantes y con más experiencia en materia de enfermedades tropicales, ha cambiado. Así, "en la década de los 80 y principios de los 90 eran inmigrantes, pero ahora su afluencia se ha estabilizado, o incluso, ha disminuido, mientras crecen los viajeros, que se desplazan a estos lugares por ocio o por trabajo", explicó.

Los servicios médicos de esta unidad tienen desde agosto una segunda consulta debido al aumento de la demanda. A pesar de ello, lo cierto es que "sigue habiendo muchísima sobrecarga de trabajo", señaló Puente, que no descartó que en un futuro próximo sea necesario ampliar el servicio ante una demanda "cada vez mayor" por parte de personas que han viajado a estos países. Las enfermedades de este tipo más comunes que se atienden en el Hospital Carlos III se clasifican en tres grupos: los cuadros febriles, los problemas digestivos y las enfermedades cutáneas.

El más grave de los cuadros febriles es el derivado de haber contraído el paludismo o malaria, ya que se trata de una dolencia potencialmente mortal si no recibe tratamiento a su debido tiempo. También es frecuente el dengue o las fiebres provocadas por virus o por picaduras de garrapata, especialmente comunes entre los que han visitado la sabana africana. Por otra parte, muchos de los turistas de la zona tropical regresan a España con problemas digestivos como la denominada "diarrea del viajero" o flatulencias que son provocadas por parásitos como las amebas.

Por lo que se refiere a las dolencias cutáneas, entre ellas destacan las parasitosis como las que acarrean las pulgas o larvas de mosca, que en ocasiones forman furúnculos, las leismaniosis cutáneas o las reacciones a picaduras de insectos. En casos más extremos, el simple contacto con plantas o frutos de los que crecen en las zonas tropicales hace que aparezcan en la piel manchas con aspecto de quemadura, denominadas fitofotodermatitis.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones