Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

El desarrollo de nuevos analgésicos podría basarse en la insensibilidad hereditaria al dolor de algunas personas, según un estudio

Los investigadores descubren que la ausencia de dolor se debe a la mutación de un gen que impide que la señal llegue al cerebro

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 14 diciembre de 2006
La revista científica británica "Nature" publica hoy que el caso de un niño paquistaní afectado por una extraña enfermedad genética que le hacía totalmente insensible al dolor podría proporcionar pistas para la creación de nuevos medicamentos analgésicos. El pequeño, que murió a los 13 años al caerse de un tejado, se clavaba cuchillas en el cuerpo o pisaba brasas, sin sentir el dolor.

Los investigadores que ha desarrollado este trabajo que ahora se publica también estudiaron a otros seis niños, salidos de tres familias emparentadas, que jamás sintieron ningún dolor. A pesar de ello, sí tenían sensaciones al tacto y a la presión, distinguían el calor y el frío o situaban la posición de su cuerpo en el espacio, lo que sirve para mantenerse de pie o andar.

Esta ausencia de dolor está provocada por la mutación de un gen, el SCN9A, según hallazgos de los científicos. La citada modificación genética, presente en las tres familias, altera el funcionamiento de todo el sistema. En un gen normal, las neuronas nociceptivas reaccionan al dolor emitiendo una señal que se trasmite al cerebro, a través de la médula espinal. Sin embargo, la mutación observada en los niños paquistaníes impide que la señal eléctrica de alerta dolorosa llegue al cerebro.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones