Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Prevención y hábitos de vida

El Hierro

Es un oligoelemento fundamental para el desarrollo de las funciones vitales del organismo, como la de transportar el oxígeno a todos los tejidos del cuerpo

Img hierro p

Aunque es de sobra conocido que la falta de hierro en el organismo puede provocar anemias, también su exceso puede originar trastornos. Pero, ¿por qué es tan importante mantener los niveles adecuados de este oligoelemento? Básicamente, porque el hiero se encarga de transportar el oxígeno a los tejidos del organismo, unido a la hemoglobina -la proteína de los glóbulos rojos-. Este importante papel que desempeña en nuestro organismo convierte al hierro en un mineral esencial que se debe incluir diariamente en la dieta. Para hacerlo, lo mejor es una dieta variada, según los expertos en nutrición.

En exceso y defecto

La variación de los niveles medios de hierro puede afectar de manera seria a la salud, ya que su déficit produce anemia ferropénica y hemocromatosis, dos dolencias que pueden afectar a la vida diaria de quienes las padecen. La anemia ferropénica puede aparecer en los períodos de embarazo y lactancia, así como en la tercera edad, periodo en el que la alimentación es casi siempre deficitaria en este mineral. Sus síntomas generales son fáciles de detectar, aunque a veces pueden confundirse con los de otras dolencias. Los más relevantes son, según indica el doctor Del Valle, hematólogo y director de los Laboratorios Del Valle en Valencia:

  • Fatiga
  • Debilidad
  • Palidez cutánea y de mucosas
  • Mareos
  • Dolor de cabeza y en las extremidades
  • Problemas gástricos
  • Depresión
  • Irritabilidad
  • Dificultad para concentrarse
  • Disminución de la memoria
  • Fragilidad del pelo y las uñas
  • Mayor riesgo de contraer infecciones y mayor duración de las mismas

Para solucionar este problema, además de tratar la causa que origina la anemia ferropénica, es necesario recuperar los niveles de hierro disponibles en el organismo. El tratamiento habitual consiste, como indica el doctor, en administrar sales ferrosas por vía oral. “La más empleada es el sulfato ferroso, a lo que hay que unir una alimentación rica en hierro”, señala.

/imgs/2006/10/lentejas2.jpg

Pero no sólo es peligroso para la salud contar con niveles de hierro inferiores al nivel idóneo. El exceso de hierro puede causar también graves enfermedades. La más común se denomina hemocromatosis, que afecta principalmente al hígado, páncreas y otros órganos vitales. Los excesos de hierro deben ser diagnosticados por un hematólogo o por un especialista de Digestivo, y a veces tienen difícil solución, ya que pueden estar originados por de un defecto congénito y hereditario “que se diagnostica a través de pruebas genéticas”, señala Del Valle. Además, la causa de un exceso de hierro puede encontrarse en la falta de eliminación de este mineral, lo que provoca un exagerado aumento del depósito de hierro (ferritina). Como señala el doctor Martín, para corregir el exceso de hierro hay varios caminos: “Se puede optar por utilizar medicación útil para esta enfermedad o bien realizar sangrías, una práctica muy habitual”.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones