Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

El intento de comercializar un cigarrillo electrónico provoca las protestas del comité contra el tabaco

Este producto suministra dosis de nicotina a través del calentamiento de un cartucho en el que va incorporada esta sustancia

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 25 febrero de 2008
El Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), integrado por cerca de medio centenar de sociedades científicas y sanitarias, ha alertado de que se están intentando comercializar en España los llamados cigarrillos electrónicos. Se trata de unos cigarros consistentes en un cilindro que suministra dosis de nicotina a través del calentamiento de un cartucho en el que va incorporada esta sustancia.

Ante esta posibilidad, la CNPT ha pedido a las autoridades sanitarias que estén vigilantes y procedan a la retirada cautelar de estos productos en el caso de que se pongan a la venta. Asimismo, reclama que se haga cumplir la actual legislación vigente, además de otra serie de normas que impiden que esto se lleve a efecto.

A su juicio, la aparición de este producto en el mercado significaría dar "un paso atrás" en los avances que se han producido en los últimos años en nuestro país en el control del tabaquismo, "no sólo porque incumpla la legislación vigente, sino porque también incita a consumir nicotina a los menores e invita a los adultos fumadores a hacer lo propio en lugares donde no se permite fumar".

Sin autorización

En un comunicado, el CNPT indica que no existe ningún cigarrillo electrónico que libere nicotina autorizado por la Agencia Española ni por la Agencia Europea del Medicamento. "Cualquier nuevo producto de consumo que contenga nicotina -un producto adictivo- debe ser autorizado por el Ministerio de Sanidad y Consumo", precisa.

Asimismo, recalca que el cigarrillo electrónico se presenta, "engañosamente, como un producto saludable". Pero, según los fabricantes, las dosis de nicotina que liberan son tan adictivas como los cigarrillos. "No hay informes científicos independientes sobre la naturaleza de los vapores que liberan", subraya.

El Comité añade que "se dice que se puede consumir en lugares en los que no está autorizado fumar (cines, aviones, etc.), lugares en los que puede haber niños que pueden recibir una influencia negativa de 'modelos adultos que fuman', es decir, puede convertirse en una forma de promoción del consumo de tabaco. Otro efecto indeseable de estos productos es la burla de las leyes que regulan fumar en lugares públicos".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones