Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

El mal uso de los fármacos causa una de cada tres urgencias hospitalarias, según las autoridades sanitarias

El 28% de los españoles se automedica y casi la mitad de los hogares dispone de un botiquín con al menos un antibiótico

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 12 octubre de 2005
El Ministerio de Sanidad ha lanzado una campaña para concienciar de las reacciones adversas e intoxicaciones que acarrea el consumo de medicinas sin consejo cualificado. Con el lema "No recomiendes medicamentos. Tú no eres médico", la campaña advierte de los peligros del uso de fármacos sin ningún tipo de control.

La campaña supone una reacción ante los datos de un estudio que revela que un 28% de los españoles se automedica. Este hábito llega a producir un 33% de visitas a los servicios de urgencias de los hospitales, según han advertido las autoridades sanitarias.

Según la campaña, la utilización descontrolada del botiquín es la antesala de las reacciones adversas a los fármacos, un fenómeno que se recrudece en esta época de gripes e infecciones respiratorias. Hace dos años, se calculaba que casi la mitad de los hogares españoles disponía de un botiquín con al menos un antibiótico, y se estima que esa cifra no ha disminuido. Por otra parte, se calcula que el 6% de los fármacos que precisan receta se venden sin ella. A juicio de la directora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, María del Val Díez, el abuso se debe al buen surtido de los botiquines caseros.

La Encuesta Nacional de Salud apunta que la tendencia de los españoles a automedicarse ha subido en la última década de un 11,9% a un 16,8%. Según Del Val, el consumo excesivo de antibióticos está generando resistencias en los pacientes que reducen o anulan su capacidad terapéutica. Tal y como explicó, esas resistencias provocan que cada vez sea más difícil luchar contra ciertas infecciones bacterianas que se generan en los hospitales.

España es el segundo país de Europa, detrás de Francia, en el mal uso de los antibióticos. Los españoles piensan que recurriendo a este tipo de fármacos se puede curar cualquier proceso infeccioso o con fiebre, sin saber que en realidad su empleo puede agravar la situación del paciente. Otro error frecuente es el de abandonar la medicación al notar una mejoría.

No obstante, según las autoridades sanitarias, con un correcto seguimiento farmacoterapéutico podrían rebajarse hasta en un 73% los problemas derivados de una prescripción inadecuada.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones