Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

El mercurio en sangre de los españoles es hasta 10 veces superior que los niveles de alemanes y estadounidenses

Estas concentraciones pueden afectar al desarrollo mental del feto y causarle alteraciones en su sistema nervioso

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 18 abril de 2011

Los principales contaminantes químicos que acumula el ser humano son el mercurio, el cadmio y el plomo, además de varios befinilos policlorados, explica la investigadora científica de este organismo y responsable del proyecto, Argelia Castaño. Los resultados apuntan también que la cotinina, un compuesto de la nicotina, perjudica también a la población. La investigación se ha efectuado entre 2008 y 2010 a más de 1.900 voluntarios, que representan a la población adulta española de entre 16 y 65 años de edad de 12 áreas geográficas y a lo largo de cuatro periodos de muestreo en varios sectores laborales (servicios, económico, agrario, industrial y construcción), a los que se ha tomado muestras de sangre, orina y pelo.

Los resultados son "preliminares" pero, en todo caso, revelan que el mercurio es un contaminante "persistente" y afecta de dos formas al ser humano, mediante las amalgamas dentales y a través del mercurio orgánico, que llega al cuerpo humano sobre todo a través de la ingesta de pescado, que es la mayor fuente de mercurio, indica Castaño. Además, añade que dosis altas de mercurio pueden afectar al feto en su desarrollo mental y provocar alteraciones nerviosas. En cuanto a los niveles en la población española, precisa que son "semejantes a otros países que consumen mucho pescado, como los países mediterráneos y Japón" y superiores entre seis y 10 veces a los de Alemania, Estados Unidos y Canadá.

El mercurio se acumula a lo largo de la vida en el organismo, por lo que los resultados señalan que los individuos más mayores presentan dosis más altas y que, por ámbito geográfico, las zonas costeras españolas son las que tienen mayores concentraciones, especialmente Andalucía, Murcia, Comunidad Valenciana y Baleares, detalla la investigadora.

Cadmio y plomo

Respecto al cadmio, la científica del Instituto de Salud Carlos III apunta que la principal fuente es el humo del tabaco y que se incorpora en la dieta absorbido por cereales o arroz. Además, destaca que las mujeres presentan niveles más altos que los hombres y que la investigación muestra que cuando se incorpora el tabaco hay una "gran diferencia" en los niveles de cadmio en el organismo. En este caso, las concentraciones son semejantes a las de las poblaciones canadiense y alemana. Agrega que el cadmio suele concentrarse en los riñones y que el sur de la Península y Cataluña tienen los niveles más elevados, mientras que las regiones del centro tienen concentraciones menores.

En cuanto al plomo, Castaño indica que en los últimos años se han reducido los niveles en el cuerpo de la población española "gracias" a la prohibición de la gasolina y las pinturas con plomo y por la sustitución paulatina de las tuberías de este compuesto, aunque recuerda que aún quedan numerosos edificios con tuberías de plomo en España. La región con mayores concentraciones de plomo es Castilla y León, mientras que la que menos es Murcia.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones