Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

El síndrome postvacacional afecta más a las mujeres y a los menores de 45 años

Los médicos de familia recomiendan no idealizar tanto las vacaciones y valorar más el trabajo

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 3 septiembre de 2007
Según la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), el llamado síndrome posvacacional (cambios de humor y sensaciones emocionales que sufren algunas personas al incorporarse al trabajo después de un largo periodo de vacaciones) afecta más a las mujeres que a los hombres y se da con mayor frecuencia entre los menores de 45 años.

A juicio de la doctora Blanca Novella, vocal de Comunicación de la Sociedad Madrileña de Medicina de Familia y Comunitaria, las mujeres afrontan peor la vuelta a la rutina. Con respecto a la edad, la doctora explicó que el síndrome posvacacional, que en ningún caso puede considerarse una depresión y que se da sobre todo en los menores de 45 años porque son quienes más expectativas ponen en sus vacaciones.

En este sentido, Novella recomendó no idealizar tanto las vacaciones y valorar más el trabajo, buscando los aspectos positivos y oportunidades que da durante todo el año. Del mismo modo, estos médicos de familia aconsejaron compatibilizar el trabajo diario con pequeños momentos de ocio durante todo el año para hacer más llevadera la rutina del invierno. Igualmente, los facultativos de familia recordaron la importancia de volver a casa unos días antes de incorporarse al trabajo y de adecuar poco a poco los horarios a los del invierno.

En esta línea, la doctora Novella apuntó que los niños son quienes menos deberían sufrir el síndrome posvacacional, ya que la vuelta a sus obligaciones es más paulatina que la incorporación al trabajo de los adultos. No obstante, añadió, sí se dan casos de pequeños con trastornos de sueño o de cansancio excesivo durante sus primeros días de colegio, por lo que es importante habituar a los niños a los horarios y costumbres propias del curso unos días antes de su comienzo.

Por último, la semFYC insiste en que el síndrome posvacacional no es una depresión, puesto que sus síntomas, aunque parecidos (trastornos en el sueño, cansancio, falta de apetito, tristeza, nerviosismo, irritabilidad, etc.) son menos intensos e incapacitantes que en los cuadros depresivos.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones