Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

El síndrome premenstrual altera la rutina diaria de casi 800.000 mujeres en España

Un 75% no se plantea acudir a la consulta del médico porque lo considera algo normal

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 15 junio de 2010
El síndrome premenstrual altera la vida diaria de un total de 772.487 mujeres en España. Sin embargo, incluso en las formas más severas, hasta un 75% de las afectadas no se plantea acudir a la consulta del médico porque lo considera algo normal. Respecto a las consecuencias a lo largo de la vida, se estima que la sintomatología asociada al síndrome premenstrual afecta en mayor o menor medida a un 80% de las mujeres.

En la forma moderada o severa de esta afección, casi 800.000 afectadas revelan un impacto significativo en su vida cotidiana. Los síntomas más comunes son la sensibilidad mamaria, dolor de cabeza o muscular, retención de líquidos o aumento de peso, que se dan en un 45,7% de las mujeres, señaló la presidenta de la Federación de Planificación Familiar de España, la doctora Isabel Serrano.

También se siente irritabilidad (29,2%), ganas de llorar, sensibilidad al rechazo (24,7%), apetito excesivo y antojo de comida (21,6%), fatiga o falta de energía (21%), además de la pérdida de interés en casa (7,1%), en el trabajo (6%) y en la vida social (5,6%), según destaca un estudio realizado por el Equipo Daphne, en colaboración con Bayer HealthCare.

El grado de afectación de estos síntomas se considera de moderado a severo cuando impacta de forma directa en la calidad de vida de la mujer. En estos casos, los síntomas tienen una duración media de unos tres días al mes y las encuestadas reconocen que afecta a sus relaciones familiares en el 7,1% de los casos, a su vida social en el 5,6% y conlleva una pérdida de interés en el trabajo en el 6%. La sintomatología en las formas moderadas a severas incapacita a la mujer para una actividad física, laboral, familiar, profesional o social normales. La forma más leve se da cuando las mujeres tan sólo experimentan algunos de los síntomas y de forma poco acusada. La más grave, el denominado Trastorno Disfórico Premenstrual (TDPM), se caracteriza por un predominio de síntomas psicológicos y se encuentra incluido en la clasificación internacional de las enfermedades mentales.

Estos síntomas se han asumido "como algo normal por parte de la mujer y con escaso interés por parte de la comunidad científica, que durante mucho tiempo ha abordado la salud de forma generalista", aseguró el profesor titular de Ginecología y Obstetricia de la Universidad de Sevilla, el doctor José Luis Dueñas. A pesar del impacto en la vida social y personal de la mujer, por lo general no acuden al médico. Incluso en las formas más severas de la patología, "hasta un 75% de las mujeres no consultan a su médico porque consideran que es normal, íntimo o por no haber pensado que pudiera tener solución", recordó. Entre quienes acuden, según la encuesta, los tratamientos más utilizados para aliviar esta sintomatología son los anticonceptivos hormonales en el 57% de los casos, seguidos de analgésicos en un 53,3% y de remedios caseros o naturales en un 4,1%.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones