Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

España defiende ante la UE la necesidad de elaborar una normativa comunitaria sobre servicios sanitarios

Propone establecer criterios básicos para garantizar la movilidad de los pacientes entre diferentes Estados

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 13 febrero de 2007
España cree que es necesario abordar los servicios sanitarios desde una perspectiva europea y así se lo ha hecho saber a la Comisión Europea en una carta remitida por el Ministerio de Sanidad y Consumo. El Ejecutivo comunitario lanzó recientemente una consulta sobre la futura Acción Comunitaria en materia de servicios de salud dirigida a recabar las aportaciones de los Estados miembros y de otros agentes implicados en el sector sanitario, incluyendo ciudadanos, asociaciones de pacientes, profesionales sanitarios, proveedores y autoridades sanitarias nacionales y regionales.

El departamento que dirige Elena Salgado apuesta por una legislación comunitaria específica, y con base en principios como la universalidad, la calidad, la equidad, la solidaridad, la seguridad, los cuidados basados en la evidencia y en la ética, la participación de los pacientes, y el respeto a la privacidad y la confidencialidad.

Movilidad

La movilidad de pacientes es uno de los temas más debatidos en la actualidad en el seno de la UE. Al respecto, España considera que es necesario "definir con claridad" cuáles son los servicios o prestaciones sanitarias a los que tendrían derecho los ciudadanos europeos en sus desplazamientos a otros Estados miembros, elaborando para ello una Cartera de Servicios Sanitarios comunes.

Del mismo modo, propone que a los países que presten servicios sanitarios a ciudadanos de otros Estados miembros les sean reembolsados los costes que esta atención les suponga. A su juicio, los ciudadanos en tránsito no deberían tener mejores condiciones de acceso a los servicios, ni prestaciones complementarias que supongan detracción de medios para los pacientes nacionales.

Sanidad cree además que debería valorarse la conveniencia de establecer "un fondo europeo de compensación" para asegurar la financiación de aspectos necesarios para una adecuada atención a pacientes extranjeros (como la contratación de intérpretes, por ejemplo).

Como regla general, España considera que los pacientes no deberían desplazarse por propia iniciativa a otros Estados para solicitar un determinado servicio sanitario, sino que debería ser el sistema sanitario emisor el que realice su derivación al receptor. Se trata, dice, de asegurar así los derechos de los ciudadanos europeos en materia de salud evitando al mismo tiempo el denominado "turismo sanitario".

Principio de subsidiaridad

En la elaboración de la futura normativa europea debe primar el principio de subsidiariedad, en cuanto a que la responsabilidad organizativa de los sistemas de salud "tiene que depender de los propios Estados miembros", afirma el Ministerio. En este sentido, indica que deben establecerse condiciones claras y específicas para que los Estados "sepan lo que pueden regular como competencia nacional y aquello que estará sujeto a las normas de mercado interior".

Sanidad cree también que se debería crear un organismo político de alto nivel donde pudieran discutirse estos temas, así como un foro específico de discusión que reúna a las autoridades responsables de Seguridad Social y de Salud.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones