Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Especialistas insisten en la prevención para disminuir las repercusiones de la diabetes en la conducción

Esta enfermedad alarga el tiempo de reacción y modifica la percepción de la realidad y del entorno

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 15 agosto de 2002
Los principales riesgos de los enfermos diabéticos que conducen son la hipoglucemia, entre las complicaciones agudas, y el deterioro visual, como complicación crónica. Las repercusiones en la seguridad vial de esta enfermedad, que padecen casi cuatro millones de españoles, es objeto de debate en un foro que comenzó ayer en la localidad cántabra de Laredo, dentro de los cursos de verano de la Universidad de Cantabria, en el que los expertos insistirán en la importancia de la prevención.

Las aportaciones que se realicen en este seminario, que lleva por nombre "Medicina y seguridad vial", tendrán un especial interés de cara a una futura normativa que regule todo lo relacionado con los conductores diabéticos, señaló Estrella Rivero, subdirectora general de Investigación y Formación Vial de la Dirección General de Tráfico (DGT), durante el acto de inauguración del foro.

Por su parte, Juan Carlos González Luque, asesor médico de la DGT, explicó que las alteraciones cognitivas que provoca la hipoglucemia, complicación aguda más frecuente de la diabetes, repercuten en la conducción porque alargan el tiempo de reacción y modifican la percepción de la realidad y del entorno. "En los casos más severos puede producirse pérdida de conciencia, con los riesgos lógicos si el enfermo está al volante", apuntó.

En cuanto a las complicaciones crónicas de la diabetes, la que tiene una mayor repercusión en la seguridad vial, según González Luque, es el deterioro ocular, que se traduce en una reducción de la agudeza y del campo visual (especialmente en lo que concierne a objetos en movimiento), además de una pérdida de capacidad de adaptación al contraste, lo que dificulta la conducción nocturna.

El médico de la DGT insistió en que lo más importante para reducir estos riesgos es adoptar medidas preventivas, principalmente realizar un buen control de los niveles sanguíneos de glucosa y un correcto tratamiento de la enfermedad.

En este curso se estudiará qué tipo de enfermos tienen un riesgo más elevado de sufrir un accidente, cuál es el papel del médico en la prevención de los siniestros, la responsabilidad de los centros de reconocimiento de conductores y la normativa y líneas preventivas que adopta la Administración.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones