Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Expertos reunidos en un congreso mundial subrayan que la situación de la salud en los países pobres empeora

La pobreza es la causa de la mayoría de los problemas de los países en vías de desarrollo

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 24 agosto de 2006
Más de 10.000 especialistas de 70 universidades, academias y servicios de salud de todo el mundo están reunidos en Río de Janeiro en el marco del Octavo Congreso Mundial de Salud Pública.

Los expertos se encuentran debatiendo los principales retos y problemas que plantea la situación sanitaria mundial para los próximos años y sus conclusiones no son muy alentadoras.

Los problemas de salud de los países pobres se están agravando con el paso del tiempo y no se espera que se puedan alcanzar la llamadas Metas del Milenio. Estos objetivos, entre los que se encuentra el de reducir la mortalidad de menores de cinco años, no se podrán cumplir si la dinámica social en la que el mundo está inmerso continúa.

Según algunos economistas, "para alcanzar plenamente los objetivos de desarrollo del Milenio sería necesario gastar menos de lo que el mundo gasta con armas en apenas un año" pero pese a esto hoy día nos encontramos lejos de poder acercarnos siquiera a esas metas autoimpuestas.

La paradoja se encuentra en la situación económica del planeta. De unos años a esta parte se está produciendo un aumento constante de la riqueza mundial pero aun así casi 1.200 millones de personas viven en "extrema pobreza" con menos de un dólar por día y la mitad de los habitantes del mundo sólo dispone de dos dólares diarios.

Tan sólo en América Latina y el Caribe hay 222 millones de pobres, incluyendo 96 millones en la indigencia. Tal y como afirma Paulo Marcchiori Buss, presidente de la Fundación Oswaldo Cruz, "la globalización ha empobrecido a los países y ampliado la pobreza, la exclusión y las injusticias económicas y sociales".

Por ejemplo, la diferencia de la expectativa de vida al nacer es de 28 años entre los países más ricos y los más pobres. La mortalidad de menores de cinco años es de 159 por mil nacidos vivos, en los países más pobres, y de seis en los más ricos.

Nuevas y viejas enfermedades

La incidencia de estos factores en la salud pública es evidente. En los países en vías de desarrollo se vive una "transición epidemiológica" con enfermedades cuya incidencia comienza a disminuir mientras empiezan a emerger otras, tal y como afirma Cuauhtémoc Ruiz Matus, presidente de la Federación Mundial de Asociaciones de Salud Pública (WFPHA, siglas en inglés).

Al mismo tiempo aparecen epidemias desconocidas hasta ahora, como la pandemia de influenza, y el Síndrome Respiratorio Agudo, mientras siguen persistiendo enfermedades crónicas como la diabetes, el cáncer y la hipertensión.

"Los retos son mixtos, porque lo mismo están surgiendo nuevas enfermedades por el envejecimiento de la población como persisten los problemas de la pobreza", dijo Ruiz Matus . También señaló que los cambios ambientales influyen en la aparición de nuevos gérmenes hasta ahora desconocidos.

Paulo Marcchiori Buss reconoció que "el factor económico es uno de los principales problemas que pesa sobre la salud pública en el mundo". "Mientras no tengamos una solidaridad sin limosnas vamos a continuar con una situación muy parecida", agregó.

Este experto ya señaló antes del inicio del congreso que los sistemas de salud de los países pobres están sometidos a la fuerte presión del comercio internacional, que encarece medicamentos, reactivos para diagnósticos y equipos "a causa de un sistema de protección de patentes que enfoca apenas los intereses de las grandes empresas privadas".

El Congreso Mundial de Salud Pública se reúne cada dos años. Esta octava edición finalizará este viernes.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones