Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Hay que incrementar los experimentos de nuevas vacunas contra el sida en humanos, según fuentes de la Fundación Gates

Recuerda que la mayoría de vacunas contra la enfermedad sólo se han desarrollado empíricamente

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 7 febrero de 2007
Para encontrar cuanto antes una solución al sida, una enfermedad que afecta a cuarenta millones de personas en todo el mundo, hay que incrementar los "experimentos a gran escala en humanos" de las nuevas vacunas, según indicaron fuentes de la Fundación Bill y Melinda Gates.

Continuar con la tendencia de "producir mucho conocimiento científico" sobre los tratamientos contra el VIH no servirá de nada, si no se sabe "cuál será su efectividad en personas", aseguró el científico José Esparza, perteneciente a la fundación estadounidense. "¿Cuánto tenemos que esperar hasta que la ciencia madure antes de hacer pruebas clínicas?", preguntó el experto, que desarrolla su trabajo en Seattle (Estados Unidos) y que participa en un máster organizado por el Hospital Carlos III de Madrid.

Esparza recordó a este respecto que la mayoría de las vacunas se han desarrollado únicamente de manera empírica. "Por mucha investigación científica en laboratorio que se realice, o se inoculen muchos monos o se publiquen muchos artículos en revistas prestigiosas, eso no es suficiente, hay que hacer pruebas en humanos a gran escala", aseveró el investigador, que no se atrevió a dar una fecha para el desarrollo de una vacuna efectiva, aunque confió en que suceda "a medio o largo plazo".

En 2008 se podrán conocer los resultados de dos ensayos a gran escala que determinarán la dirección de las futuras investigaciones. Por ello, la vacuna contra el sida afronta un "momento crucial", apuntó el científico, si bien reconoció que seguramente ninguno de ellos ofrecerá una total protección contra la enfermedad. Estas pruebas permitirán conocer cuántas infecciones hubo entre los vacunados y entonces se decidirá si el tratamiento debe continuar o no, explicó Esparza. "Si la vacuna muestra cierto nivel de eficacia, la pregunta sería si es suficiente para introducirla en programas de salud pública", indicó. No obstante, el investigador afirmó que los resultados permitirán avanzar en el diseño de mejores vacunas.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones