Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Hospitales y geriátricos no disponen de los medios necesarios para afrontar una ola de calor, según un estudio

Este trabajo, elaborado por el Clínico de Barcelona, revela que faltan sistemas de vigilancia y planes de prevención

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 2 agosto de 2005
Los hospitales y geriátricos carecen de los medios necesarios para afrontar una ola de calor tan fuerte como la que se produjo en 2003, según concluye una investigación dirigida por el Servicio de Urgencias del Hospital Clínico de Barcelona. El trabajo, con datos extrapolables al conjunto de España, concluye que faltan sistemas de vigilancia y planes de prevención que permitan dar una respuesta sanitaria adecuada en caso de que se dé una situación meteorológica como la de hace dos años.

Este informe define como ola de calor la presencia de temperaturas ambientales superiores a los 30 ó 32 grados centígrados durante tres o más días consecutivos. Amparados en este criterio, los autores del trabajo concluyen que lo ocurrido con el tiempo en Europa en el verano de 2003 fue "excepcional por la elevada pérdida de vidas humanas", cifrada en 25.000.

El servicio de Urgencias del Clínico, que atiende a medio millón de pacientes al año, registró ese verano un incremento de la actividad del 11,2%. "La extrapolación de nuestros resultados -señalan- elevaría el incremento de muertes durante la ola de calor de 2003 a 5.440", una cifra muy próxima a los 6.500 casos de sobremortalidad reconocidos recientemente por el Instituto de Salud Carlos III, pero muy lejanos de los 141 fallecidos admitidos por Sanidad.

Cierre de camas

El trabajo reconoce que la presión asistencial en verano suele ser menor, pero critica que "la política de cierre de camas de hospitalización durante esta época con la finalidad de aumentar la eficiencia se produce con mayor frecuencia cada año". Esta circunstancia propicia que ante emergencias como una elevación de las temperaturas fuerte y continuada se produzca un "desbordamiento de los escasos recursos asistenciales operativos" en verano.

Dos años después de aquella situación de emergencia, los autores denuncian que aún falta en España "un sistema de vigilancia meteorológica de previsión y alerta de olas de calor" y servicios de información preventiva para la población. Además, echan de menos una adecuada climatización de instituciones geriátricas y hospitales, y el desarrollo de planes de contingencia, como existen para otras catástrofes.

Etiquetas:

calor medios ola

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones