Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Identificada una nueva proteína implicada en el desarrollo de resistencias a fármacos en cáncer de mama

Los investigadores creen que podría convertirse en una diana para nuevos tratamientos frente a la enfermedad

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 24 mayo de 2011
Una nueva proteína implicada en el desarrollo de resistencias a fármacos en cáncer de mama podría convertirse en una diana para nuevos tratamientos frente a la enfermedad, según el hallazgo protagonizado por investigadores del Imperial College London, en Reino Unido. Este descubrimiento se publicó este pasado sábado en la revista "Nature Medicine".

Estos científicos descubrieron, en un modelo de ratones con cáncer de mama, que si se bloqueaba con técnicas genéticas la producción de una proteína denominada LMTK3 en células de cáncer humano resistentes al tamoxifeno, estas células se volvían más sensibles a los fármacos y el tumor se encogía. Por ello, su misión ahora es buscar nuevos fármacos que provoquen similares efectos en las personas.

Este equipo midió también los niveles de LMTK3 en las muestras de tejido tomadas de mujeres con cáncer de mama. Halló así que las mujeres con mayores niveles de LMTK3 en sus tumores tendían a vivir menos tiempo y eran menos propensas a responder a la terapia hormonal. Además, vieron que mutaciones concretas en la codificación genética para LMTK3 también se correlacionaban con el tiempo que los pacientes podían sobrevivir.

"Los fármacos antiestrógenos han tenido mucho éxito en permitir a las mujeres con cáncer de mama vivir más tiempo, pero las resistencias a estos fármacos son un problema frecuente", señaló uno de los autores principales de este estudio Justin Stebbing, profesor del Departamento de Cirugía y Cáncer del Imperial College London. "Nuestros resultados sugieren que la acción de LMTK3 en el receptor de estrógenos tiene un papel crucial en el desarrollo de resistencias", explicó. "Ahora buscamos fármacos que puedan bloquear el efecto de LMTK3, que podamos dar a los pacientes para prevenir la aparición de resistencias a la terapia hormonal. Este proceso probablemente tardará al menos entre cinco y diez años en dar lugar a nuevos tratamientos que sean seguros en seres humanos", advirtió.

Las evidencias halladas en el laboratorio sugieren que las resistencias a la terapia hormonal podrían aparecer cuando el receptor de estrógenos es modificado por un tipo de enzimas denominadas kinasas. Este equipo identificó LMTK3 como un potencial tratamiento dirigido a través de "screening" por las kinasas que afecta a la manera en la que las células del cáncer responden a los estrógenos.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones