Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Implantan por primera vez células madre de grasa para tratar una angina de pecho

Al paciente se le realizó una liposucción abdominal para poder extraer las casi 30 millones de células madre injertadas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 6 febrero de 2007
El Hospital Gregorio Marañón de Madrid implantó la semana pasada células madre de grasa corporal a un paciente de 67 años para regenerar el músculo cardiaco y los vasos sanguíneos que riegan el corazón. Es la primera intervención de estas características que se realiza en el mundo y, a pesar de su carácter semiexperimental, amplía el abanico de técnicas de recuperación cardiovascular.

Francisco Fernández-Avilés, jefe del servicio de Cardiología de dicho hospital, detalló ayer los pormenores de la operación, ejecutada durante cinco horas por un equipo multidisciplinar. Primero se le extrajeron al enfermo 300 g de grasa mediante una liposucción abdominal clásica, de la que se obtuvieron 28 millones de células madre. Posteriormente llegó el "centrifugado" para separar la grasa de las células mesenquimales y purificar estas. Y finalmente, el implante definitivo de las células mediante un catéter directo al corazón.

A las 48 horas de la operación, el paciente fue dado de alta y, en la actualidad, "se encuentra bien y hace vida normal", señaló Fernández-Avilés. El objetivo de los médicos es que las células injertadas regeneren el músculo cardiaco y se conviertan en vasos sanguíneos que agilicen el bombeo de sangre al corazón.

Fase preliminar

Los responsables de la intervención recalcaron que esta técnica se encuentra en una fase muy preliminar. "Creemos en su potencial, pero queda mucho por delante", explicaron. Es mas, forma parte de un estudio internacional en el que participarán 36 pacientes en total, aún en proceso de selección.

Incluso aunque sus buenos resultados se confirmaran en los próximos años, este procedimiento no sería de aplicación general. Los candidatos serían sólo un pequeño grupo de pacientes con fallos de bomba e infarto crónico que han agotado otras opciones de terapia.

Primer implante mundial

El caso español inaugura el ensayo clínico que valorará la capacidad reparadora de la grasa en el corazón. No es la primera vez que la cardiología recurre al poder de las células madre para dar otra oportunidad a un corazón dañado, pero sí la primera en la que se emplean células de la grasa, uno de los tejidos con peor imagen del cuerpo humano.

En Houston se había probado con éxito la terapia en animales

El paciente intervenido se había quedado sin opciones de tratamiento, "prácticamente estaba desahuciado", explicó Fernández-Avilés. Su corazón fallaba. El músculo cardiaco no estaba muerto, pero había perdido capacidad de bombeo porque no recibía el suficiente aporte de sangre y oxígeno. "Es como si el corazón hibernara, apenas se movía para no gastar energía", contó.

Una cirugía de "by-pass" y la colocación de varios "stent" (mallas metálicas que impiden la obstrucción de las arterias) previos no habían mejorado su calidad de vida. La alternativa era intentar un tratamiento experimental con células madre que apenas duró cinco horas y mantuvo al enfermo 48 horas ingresado.

A este primer paciente le seguirán otros hasta completar 36 casos en un año. Todos se realizarán en el Gregorio Marañón, tras una fase preclínica en Houston (Estados Unidos) donde se ha probado con éxito la terapia en modelos animales. Si funciona, el siguiente paso es comprobar su eficacia en grandes grupos de pacientes.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones