Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Investigación médica

Donación de semen

Estudiantes de entre 18 y 30 años son los principales donantes

El proceso de donación dura seis meses

En una primera cita personal, se informa al interesado de las condiciones que debe cumplir para ser elegido donante y de la duración del proceso de donación, que suele ser de unos 6 meses aproximadamente. Tras el primer encuentro, se inicia el proceso de selección, que tal y como detalla Pacheco tiene dos fases.

Fase primera:

Se les realiza un análisis de semen en el que se determinan diversos parámetros seminales:

  • Concentración de espermatozoides por centímetro cúbico
  • Movilidad
  • Morfología
  • Prueba de congelación a menos de 180 grados y posterior descongelación.

Si el resultado es positivo y se alcanzan los valores óptimos establecidos por la clínica, se pasa a la segunda fase y se les cita para un reconocimiento médico más exhaustivo.

Fase segunda:

Ese examen físico incluye las siguientes pruebas:

  • Grupo sanguíneo
  • Factor Rh
  • Examen de sífilis
  • Screening de hepatitis
  • Marcadores de VIH
  • Estudio para la detección de infecciones por toxoplasma, rubéola, herpes y virus citomegalovirus
  • Determinación en semen y sangre de la presencia de otras enfermedades de transmisión sexual.

Aunque la normativa no exige hacer un estudio genético de los cromosomas, en algunas clínicas realizan el llamado estudio de Cariotipo para “ofrecer gametos con garantía”. “Es importante comprobar si los cromosomas son correctos porque a veces hay alteraciones que no se ven en el donante, pero pueden aparecer en la descendencia”, aclara la doctora López de Larruzea. Una vez superados todos estos análisis, se les cita para la firma de los documentos establecidos por la ley.

En el proceso de selección se rechaza a muchos de los donantes, en general alrededor del 50% de los que se presentan, aunque en algunos casos como la Clínica IVI de Madrid esa cifra supera el 80%. “Casi todos son rechazados por su baja calidad seminal, y en menor medida por padecer o ser portador de alguna enfermedad genética o de transmisión sexual”, explica el responsable del Banco de semen. Sin embargo, no es frecuente que se les rechace por la edad, ya que según reconocen en la Clínica Quirón de Bilbao, es muy raro que se presenten donantes mayores de 30 años.

La ley española determina que la donación es totalmente anónima, es decir, ni el donante puede conocer a qué persona va destinada su muestra ni la persona que la recibe puede conocer su identidad. “Sólo conoce del donante su características físicas y su grupo sanguíneo. No existe la posibilidad de que se conozcan entre ellos”, asegura Alberto Pacheco. De hecho, la elección del donante queda reservada al personal de la clínica, que seleccionará entre los donantes voluntarios al que mayor compatibilidad con los receptores presente. “En principio, se busca una compatibilidad del grupo sanguíneo, y después se intenta adaptar el perfil del donante y sus características físicas”, especifica el doctor.

Hace unas semanas se desató la polémica en Gran Bretaña por la aprobación de una ley que permitía a los hijos conocer la identidad de su padre, siempre que la concepción se hubiera producido a través de un banco de semen. Para la doctora de la clínica Quirón, “este tipo de noticias no ayuda en absoluto a solucionar la escasez de donantes. Yo creo que en España no va a ocurrir un hecho semejante porque si las donaciones de órganos son anónimas, las de semen y óvulos también deben serlo”. En Estados Unidos, sin embargo, existen bancos de semen donde se puede hacer selección a la carta. “Allí las parejas pueden decidir qué tipo de donante quieren, y eligen, por ejemplo, a un deportista de élite, un premio Nobel, etc”, comenta López de Larruzea.

Paginación dentro de este contenido


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones